Toluca, México a 29 de octubre del 2020.- El cierre de los panteones derivado de la pandemia se convirtió en la pesadilla para los vendedores de flores en el valle de Toluca, pues derivado de la falta de visitas a las tumbas, sus ventas han bajado a tal grado de que los floricultores tengan que continuar con el remate de sus productos.

Y es que las fechas más importantes para los floricultores (día de las madres y día de muertos), han sido mermadas debido a la crisis sanitaria por la que el mundo está pasando.

Los vendedores de la zona de “Húmedos” del Mercado Juárez, que se dedica a la venta de flores, señalaron que sus ventas de temporada han tenido una baja de más del 50 por ciento, pues en años pasados, en esta época vendían alrededor de tres mil pesos diarios, pero en esta ocasión apenas venden 500 pesos diarios.

“Ahora si que la gente viene a comprar nada más para la ofrenda porque con los panteones cerrados, pues no hay necesidad de comprar tantas flores” comento el responsable del local conocido como “Los Abuelos” en este mercado.

Señaló que ante la falta de ventas, las flores han tenido que irse al remate, para que se venda un poco más y que su producto no termine por echarse a perder en el local.

La compra y venta de flores, involucra a un sector amplio de personas en el proceso que van desde la de re venta, trasportación y comecializacion, lo que genera una caída económica en cientos de familias dedicadas a este giro y que en esta temporada fuerte, apenas tendrán para salir en el día a día.

Mientras los vendedores señalan perdidas diarias de hasta mil 500 pesos, para los productores de flor se calcula una caída de hasta 500 millones de pesos y no han recibido ayuda de alguna autoridad o gobierno.

Por: Guillermo Guadarrama

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook