Claudia desapareció el 20 de octubre; hoy la familia marchó a la Fiscalía para exigir su localización

Claudia desapareció el 20 de octubre; hoy la familia marchó a la Fiscalía para exigir su localización Claudia desapareció el 20 de octubre; hoy la familia marchó a la Fiscalía para exigir su localización Claudia desapareció el 20 de octubre; hoy la familia marchó a la Fiscalía para exigir su localización

Decenas de personas, entre familiares y amigos, marcharon en la capital mexiquense para exigir a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que agilicen las investigaciones y localicen a Claudia Patricia Armada López, quien desapareció el pasado 20 de octubre y fue vista por última vez con su ex pareja sentimental.

Poco después de las 07:00 horas los inconformes se reunieron en las inmediaciones del hospital Mónica Pretelini, donde Claudia se desempeña como eneferma, y partieron hacia las instalaciones de la Fiscalía mexiquense con el objetivo de presionar para que las autoridades encuentren a la mujer de 37 años.

Los familiares revelaron que Claudia, madre de dos hijos, estuvo casada con un sujeto identificado como José “N”, el cual también labora en el mismo nosocomio; sin embargo, en septiembre iniciaron los trámites para su divorcio, ya que Claudia lo denunció por violencia familiar e incluso amenazas de muerte.

Tras la denuncia y el proceso de divorcio se interpuso una orden de restricción y con ella este sujeto no tenía que acercarse a Claudia; no obstante, el pasado domingo 18 de octubre el individuo acudió al hospital y discutieron.

La familia reveló que, el martes 20 de octubre, José fue a casa de Claudia y la convenció de salir con él. Ella dijo a su madre que iría con José a una terapia psicológica, pero tiempo después el auto fue visto en la casa del presunto sospechoso.

La madre envió un mensaje por WhatsApp a Claudia para preguntarle cómo estaba y a qué hora llegaría, pero la respuesta le generó dudas, ya que del celular de Claudia contestó que llegaría tarde y que no se preocupara, sin embargo notaron la abreviatura de “no te preocupes” por “NTP”, cuando ella nunca había utilizado abreviaturas.

Más tarde les informaron que el auto había salido de la casa, pero no confirmaron si ella iba en la unidad y desde esa noche ya no se sabe nada de ambos.

Debido al grado de vulnerabilidad que hoy en día viven las mujeres en el Estado de México, la familia exige a las autoridades que den con su paradero antes de que ocurra una tragedia.