The New Yorker suspendió a Jeffrey Toobin, uno de sus periodistas más veteranos, mientras lo investiga por masturbarse durante una llamada de trabajo por Zoom de la que participaron otros colegas de la prestigiosa revista y de la radio WNYC. El hecho ocurrió a principios del mes de octubre.

«Cometí un error vergonzosamente estúpido, creyendo que estaba fuera de cámara. Pido disculpas a mi esposa, familia, amigos y compañeros de trabajo «, dijo Toobin en un comunicado publicado este lunes.

«Creí que no era visible en Zoom. Pensé que nadie en la llamada de Zoom podía verme. Pensé que había silenciado el video de Zoom «, agregó.

Según pudo establecer el medio estadounidense Vice, los periodistas participaban de un ejercicio de simulación de las elecciones en EEUU en el que cada uno cumplía un rol especial. En la llamada estaban varios de los periodistas más importantes de la revista, como Jane Mayer, Evan Osnos, Jelani Cobb, Masha Gessen y Dexter Filkins, entre otros.

Dos personas que hablaron bajo condición de anonimato dijeron que no saben cuántas de las personas que participaron de la llamada se dieron cuenta de lo ocurrido, pero ambas aseguraron que lo vieron masturbándose. Según contaron, en un momento en que hubo un descanso de diez minutos, Toobin pareció atender otra videollamada, bajó su cámara y lo vieron tocando su pene. Luego el periodista colgó la llamada de Zoom y volvió conectarse, sin darse cuenta de que otras personas lo habían visto.

Natalie Raabe, portavoz de The New Yorker, dijo: “Jeffrey Toobin ha sido suspendido mientras investigamos el asunto”.

fuente: Infobae

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook