TOLUCA, Edomex. (apro).- Por dar clases presenciales a pesar de que el semáforo epidemiológico del Estado de México sigue en color naranja y violentar con ello las disposiciones sanitarias de las autoridades en busca de frenar los contagios de covid-19, la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coprisem) suspendió un jardín de niños en el municipio de Cuautitlán Izcalli.

El gobierno mexiquense informó, a través de un comunicado, que al ingresar a las instalaciones se encontró a seis menores, de entre tres y 10 años de edad, “quienes recibían clases y actividades de manera presencial”, a pesar de los acuerdos publicados por el Gobierno del Estado de México para prevenir contagios por SARS-CoV-2.

Durante el operativo coordinado por el Instituto de Verificación Administrativa del Estado de México (Inveamex) y apoyado por agentes de la Secretaría de Seguridad para garantizar la integridad física y patrimonial, además se constató que el lugar no cumplía con las condiciones higiénico-salubres en las áreas de cocina y sanitarios.

Por estas razones, personal de la Coprisem colocó sellos de suspensión total de actividades al Centro de Educación Integral Sor Juana Inés de la Cruz, e informó a la administradora que su violación constituye una falta penal sancionada en el Estado de México.

La entidad mexiquense se mantiene en semáforo naranja por la emergencia sanitaria, mientras la determinación es que las clases presenciales en los centros escolares reanuden solo cuando el semáforo epidemiológico sea verde.

Mediante redes sociales, el gobernador Alfredo Del Mazo advirtió que “el riesgo de contagio sigue siendo alto, por lo que tenemos que mantener las medidas de prevención, la sana distancia, el lavado frecuente de manos, el uso del cubrebocas”.

Al día de hoy, dijo que el Estado de México reporta una ocupación hospitalaria de 37%, hay mil 585 pacientes hospitalizados y, de éstos, 274 están intubados.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook