Entre diez y quince delincuentes armados irrumpieron en almacén de Iztapalapa para robar 37 mil 956 piezas de medicamentos oncológicos

Así huyeron los delincuentes en la camioneta. Foto de Carlos Jiménez.
Un grupo de entre diez y quince delincuentes, varios de ellos armados, fueron quienes irrumpieron en un almacén de medicamentos en Iztapalapa, al oriente de la Ciudad de México, para robar 37 mil 956 piezas de medicamentos para niños con cáncer, que hoy confirmó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

De acuerdo con el periodista Carlos Jiménez, el comando llegó de madrugada en tres tractocamiones, una camioneta de carga así como una camioneta modelo Express.

Al llegar al almacén, amagaron a trabajadores del lugar, los golpearon, amarraron y encerraron en un cuarto.

En un par de horas, los sujetos lograron robar los medicamentos oncológicos.

La camioneta en la que delincuentes armados irrumpieron en almacén y sustrajeron los medicamentos oncológicos. Foto de Carlos Jiménez.
La camioneta en la que delincuentes armados irrumpieron en almacén y sustrajeron los medicamentos oncológicos. Foto de Carlos Jiménez.
Las instalaciones de la empresa Novag Infancia S.A. de C.V., están ubicadas en la colonia Santa Isabel Industrial, en la referida alcaldía.

De acuerdo con informes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) obtenidos por C4NoticiasMx, el asalto comenzó alrededor de las 4:30 h de ese día.

La camioneta de carga blanca modelo Ford con el toldo rojo se estacionó frente a la caseta de acceso de la empresa.

Todo lo referido por el periodista Carlos Jiménez, asegura, se establece en el expediente CI-FIZP/IZP-4/UI-2S/D/01385/10-2020, tras denuncia presentada en la Fiscalía de Iztapalapa por el delito de Robo a Negocio con Violencia.

El expediente refiere que de la unidad bajaron tres hombres y brincaron por el portón del área del estacionamiento.

Así huyeron los delincuentes en la camioneta. Foto de Carlos Jiménez.
Así huyeron los delincuentes en la camioneta. Foto de Carlos Jiménez.
Uno de los testigos fue Noe ‘S’, encargado de vigilancia del almacén. De acuerdo con su declaración, intentó llamar al número de emergencia 911, pero “la llamada no salió”. Relató que llegaron dos hombres armados hasta su caseta de vigilancia, quienes lo amenazaron y amagaron, para hacer lo mismo con los empleados de seguridad, que terminaron sometidos, amarrados y encerrados en un mismo cuarto.

Indagatorias del caso señalan que, además de la primera camioneta de carga, llegaron al lugar tres tractocamiones. Una de ellas con cabina negra, otro más de cabina amarilla, y uno de cabina azul.

Llegó, además, una camioneta tipo Van modelo Express color blanca. Al someter a personal, metieron camiones para cargar los medicamentos robados.

Así, antes de las 6:00 h, llegó al lugar un guardia de seguridad. Apenas entró, lo sometieron.

El hombre dejó su carro estacionado afuera de la entrada, por lo que los ladrones tuvieron que salir a moverlo para poder sacar los camiones en los que llevaban los medicamentos robados.

Tras dos horas de ejecución, los delincuentes abandonaron el almacén en los vehículos que llegaron. No fue hasta las 9:30 h cuando se notificó del atraco a la policía capitalina.

Activan Alerta Sanitaria

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) del Gobierno mexicano lanzó alerta sanitaria por el robo de más de 37 mil medicamentos contra el cáncer.

La Cofepris, el principal regulador de alimentos y medicinas de México, informó en un comunicado de que el robo de productos ocurrió el miércoles pasado en los almacenes de la empresa Novag Infancia, donde hurtaron medicamentos oncológicos fabricados por Laboratorios Kemex.

Los fármacos hurtados no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados o en internet, advirtió el organismo al explicar que son de uso exclusivo del sector público de salud.

Es decir, solo están autorizados en la Secretaría de Salud, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En los productos dados como robados no se garantiza la calidad y seguridad de los medicamentos, ya que se desconocen las condiciones de almacenamiento y transporte, indicó Cofepris en la alerta.

El robo de estos medicamentos ocurre en medio de críticas al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el desabastecimiento de medicamentos contra el cáncer.

Aunque la escasez de medicinas ha sido un problema común en los últimos sexenios, el año pasado se agudizó por los recortes presupuestarios y cambios en la forma de adquirir los productos impuestos por López Obrador, quien asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.

Padres de niños con cáncer de varios estados del país se han manifestado de manera frecuente desde enero para exigir a las autoridades el suministro correcto de medicamentos oncológicos.

Tras una de las manifestaciones más multitudinarias, el IMSS acordó el mes pasado con las familias implementar mecanismos de vigilancia de pacientes y seguimiento de tratamientos.

Sin embargo, con este robo, tanto la autoridad como las familias temen que los fármacos terminen en el mercado negro.

En lo que va del año, hay 4 mil 867 nuevos casos detectados, 3 mil 650 diagnosticados en fase avanzada y mil 825 fallecimientos registrados, según la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC).

Al comparecer ante el Senado, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, negó hace 10 días que existiese desabastecimiento de medicamentos y se comprometió a un reporte mensual de la distribución de medicamentos.

Con información de EFE

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook