La detención fue captada en video y se viralizó causando mucha indignación contra otro episodio de brutalidad policial. Un centenar de activistas acamparon frente al Ayuntamiento para exigir justicia para la víctima.

Alrededor de 100 activistas indignados por el arresto de una mujer negra embarazada la semana pasada en Kansas City (Misuri, EE.UU.) han establecido un campamento frente al Ayuntamiento y afirman que planean quedarse hasta que el oficial involucrado y el jefe de Policía de la ciudad sean despedidos.

Además, piden que el financiamiento del Departamento de Policía de Kansas City se reduzca un 50% y se reinvierta en «instituciones que afirman la vida».

La detención en cuestión se efectuó la noche del 30 de septiembre cerca de una gasolinera. En las redes sociales se viralizaron las imágenes de cómo un policía blanco se arrodilla sobre la espalda de Deja Stallings, embarazada de nueve meses. Una ola de indignación ha desembocado en la protesta organizada en el césped frente al Ayuntamiento que pronto cumplirá una semana de duración. 

Fuente: RT

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook