Los autores del experimento usaron monitores de frecuencia cardíaca para analizar a 4 perros en varias situaciones.

Un reciente experimento, realizado por la compañía británica Canine Cottages, especializada en el alquiler de viviendas vacacionales para personas con perros, determinó qué acciones de los canes muestran que quieren a sus dueños y cómo reacciona su organismo a los abrazos y las palabras de amor de los humanos.

En el marco de la investigación, sus autores usaron monitores de frecuencia cardíaca para analizar el ritmo cardíaco de 4 perros en varias situaciones. Su frecuencia promedio era de 67 latidos por minuto (lpm) durante 7 días de supervisión, pero cuando los dueños les decían que los querían, esta cifra aumentaba un 46%, hasta 98 lpm, recoge Metro. Mientras tanto, cuando los dueños los abrazaban, su ritmo cardíaco se reducía un 23%, hasta 52 lpm.

VIDEO: Un perro le 'echa una pata' a su dueña para evitar que se caiga al suelo tras una noche de fiesta

Asimismo, los corazones de los propios humanos reaccionan a las interacciones con las mascotas, indicó el experimento. De esta manera, su frecuencia cardíaca aumentaba un 10,4%, cuando los dueños se reunían con sus perros.

«Es increíble ver que las frecuencias cardíacas de nuestros perros aumentan cuando les dicen que los quieren, mostrando excitación, y disminuyen cuando los abrazan, mostrando satisfacción», afirmó Shannon Keary, gerente de campañas en Canine Cottages.

Los autores de la investigación enumeraron también las maneras en que un perro puede mostrar amor por su dueño:

  • lamer y besar
  • acurrucarse cerca de él e inclinarse como si tratara de abrazarlo
  • saludar
  • mendigar para llamar la atención
  • traerle sus juguetes y confiárselos
  • estar acostado boca arriba
  • intentar proteger
  • saltar
  • destruir las cosas del dueño
  • acercarse cuando tienen dolor

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook