·      Vigilar el ejercicio de los derechos humanos se caracteriza por su agilidad, gratuidad, apartidismo y libertad burocrática, entre otras, coincidieron constitucionalistas en seminario internacional.

Toluca, Estado de México, 2 de octubre de 2020.- En el marco del Estado Constitucional democrático, la protección de los derechos humanos debe ser un imperativo que oriente a las políticas públicas y las acciones de gobierno, coincidieron especialistas de la Red Internacional de Estudios Constitucionales (RIEC).

Lo anterior, durante el Seminario Internacional El Sistema No Jurisdiccional de Protección a Derechos Humanos, organizado en colaboración con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), donde se analizó el tema “La CNDH: origen constitucional, atribuciones y logros”.

Especialistas de universidades de Brasil, Colombia, España, Francia, Venezuela y México, señalaron que la vigilancia de los derechos humanos se caracteriza por su agilidad, gratuidad, apartidismo, libertad burocrática, imparcialidad, autonomía e independencia, por lo que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tiene el deber de actuar con eficacia ante la sociedad mexicana, desarrollando sus actividades con independencia de los poderes constituidos y evitando la confrontación política con los grupos y sectores sociales que reclaman su pronta acción ante la reivindicación de sus derechos.

Expusieron que ante la actual crisis institucional por la que atraviesa la CNDH, se deben redoblar los esfuerzos para proteger, salvaguardar y conciliar las justas demandas de las víctimas y de los grupos vulnerables de forma efectiva, mediante el mejoramiento de su capacidad comunicativa, técnica y humana.

Asimismo, explicaron que las atribuciones constitucionales, legales y reglamentarias de la CNDH consisten en la recepción de quejas, conocer e investigar presuntas violaciones a los derechos humanos; formular recomendaciones particulares y generales, conocer y decidir sobre inconformidades respecto a determinaciones de los organismos estatales de protección de los derechos humanos; además, procurar la conciliación en los asuntos que se le planteen, así como impulsar su observancia mediante acciones de protección, promoción, estudio y divulgación, que incidan en el desarrollo de una cultura de los derechos humanos.Las exposiciones del tema particular estuvieron a cargo de las doctoras Karen Yarely García Arizaga (UABC) y Alejandra Flores Martínez (UAEMex), así como del doctor Jorge Ulises Carmona Tinoco (UNAM).

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook