Las autoridades sanitarias polacas han informado este viernes de 1.587 casos de coronavirus en 24 horas, un balance sin precedentes desde el inicio de la pandemia de COVID-19 y que agudiza la tendencia al alza de contagios en Polonia, que ha encadenado varios récords consecutivos.

Con estos nuevos datos, ya son 84.396 las personas diagnosticadas en los últimos meses. Al menos 2.392 de ellas han perdido la vida, 23 más que las que figuraban en el balance publicado el jueves por el Ministerio de Sanidad, según la agencia de noticias PAP.

El portavoz ministerial, Wojciech Andrusiewicz, ha planteado la posibilidad de imponer nuevas restricciones en las zonas catalogadas como ‘amarillas’ y ‘rojas’, donde es mayor la prevalencia del virus,
informa la agencia DPA. Polonia impuso un confinamiento parcial entre mediados de marzo y mediados de mayo.

Fuente: Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook