En San Francisco Putla, municipio de Tenango del Valle, a prácticamente un mes de la celebración del Día de Muertos, los floricultores se preparan con su producción para dicha fecha, sin embargo, tienen incertidumbre por qué no saben cómo estará la venta debido a la contingencia del covid19.

«Claro con el miedo de que se nos cierren los panteones, los mercados, que se nos quede toda la flor. Porque ya nos pasó en el 10 de mayo, que estábamos esperando el día de las madres, que hubiera ventas y para nada, no nos queda de otra, mas que echarle ganas y con la esperanza de que nos den chance vender dos o tres días de la semana de muertos», dijo en entrevista el señor Juan Pedroza, floricultor de San Francisco Putla.

El comienzó de la siembra de esta flor se lleva a cabo 75 días antes de la semana de la celebración del Día de Muertos; a esta fecha, finales de septiembre, la mayoría de los floricultores reporta que el proceso de su producción va a la mitad.

Don José y su hijo quitan la maleza de la flor de nube que sembraron hace más de un mes; comentan que también siembran alhelí y que los precios se han mantenido desde hace 15 años, pero que prácticamente siguen sembrando por una cuestión de tradición en la familia.

«Ya más que negocio es una tradición.
Con los precios de 30 pesos, 40 pesos, no la pagan, desgraciadamente para nosotros es un precio que ya no nos conviene. Cada año suben los fertilizantes», explicó José.

Al dar un recorrido en este pueblo de Tenango del Valle, cerca de la autopista Tenango Ixtapan de la Sal, se observa cultivo de flor de cempasúchil; el señor José platicó que un 60 por ciento de la comunidad de San Francisco Putla, siembra, aunque sea, un poco de flor de muerto, por lo que los floricultores esperan solo poder vender su producto en la celebración del Día de Muertos en medio de la contingencia sanitaria.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook