A los viajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki se les ofrece una prueba de coronavirus voluntaria que toma 10 segundos y no requiere de un incómodo hisopo nasal. La prueba la hace un perro

Un par de caninos detectores de coronavirus comenzaron a trabajar en el aeropuerto finlandés el miércoles como parte de un programa piloto que pretende detectar infecciones al usar el sudor de los pasajeros que llegan, recogido en toallitas.

En los últimos meses, los aeropuertos internacionales han introducido varios métodos para detectar el virus en los viajeros, incluyendo pruebas de saliva, controles de temperatura y barridos nasales. Pero los investigadores en Finlandia dicen que el uso de perros podría resultar más barato, más rápido y más eficaz.

Una vez que los pasajeros que llegan del extranjero han recogido su equipaje, se les invita a limpiarse el cuello para recoger muestras de sudor y dejar las toallitas en una caja. Detrás de una pared, un entrenador de perros pone la caja junto a latas que contienen diferentes olores, y un perro se pone a trabajar.

Los perros pueden detectar un paciente infectado con coronavirus en 10 segundos, y todo el proceso toma un minuto de principio a fin, dicen los investigadores. Si el perro da un resultado positivo, el pasajero es dirigido al centro de salud del aeropuerto para una prueba del virus gratuita.

Más información NYTimes

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook