El 22 de diciembre de 1991 se registró un récord de frío en el hemisferio norte con una temperatura de -69.6 grados centígrados en Groenlandia, anunció el miércoles el Instituto Meteorológico de Dinamarca (DMI)28 años más tarde.

Esta lectura procede de una estación de medición que no pertenece a la red habitual de estaciones de temperatura.

Fue exhumado por «detectives del clima» antes de ser confirmado por la Organización Meteorológica Mundial, de ahí su publicación tardía.

El récord (para el hemisferio norte) se registró a una altitud de 3 mil 105 metros, cerca de la cima topográfica del casquete glaciar, en una estación de medición automática llamada Klinck», dijo el DMI en un comunicado.

Ha habido muchos récords de calor en la última década y es importante reconocer los extremos», destacó John Cappelen, un climatólogo del DMI.

El experto dijo que la posibilidad de conseguir un nuevo récord de frío se está agotando, pero que no puede afirmar que nunca más se registrará.

La temperatura más baja jamás observada en el mundo es de -89.2 ºC.

Anteriormente el récord para el hemisferio norte era de -67.8 grados y había sido registrado en Rusia en dos ocasiones, en 1892 y 1933.

La estación meteorológica de gran altitud de Vostok, en la Antártida, mantiene este récord desde el 21 de julio de 1983.

Fuente: Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook