A mes y medio de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Johnny Depp, con mejor aspecto que en los últimos tiempos, arremetió contra Donald Trump en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, celebrado al norte de España, en el que presentó un documental, del que también fue el productor.

“Yo veo hablar a Trump y me pongo a reír (…) Es buena comedia, de calidad”, dijo Depp en la rueda de prensa del estreno mundial de la cinta Crock of Gold,sobre el líder del grupo musical irlandés de los 80 The Pogues.

“Estoy seguro de que (Trump) es capaz de ir al baño solo (…) tiene que tener un sentido del humor increíble”, comentó Depp, quien eludió pronunciarse sobre sus preferencias políticas en su país subrayando, con una grosería, que no le importa la política

“No soy tan político, especialmente en cuanto a EU se refiere. Divide y conquista, no lo sé, la gente tiene pánico, se le está alimentando con el temor, el miedo, así que me vale madres la política. Me gustaría quitarle el temor y miedo a las personas y que no se sintieran en situación de peligro, pero no creo que él sea capaz” agregó el protagonista de Piratas del Caribe.

“No me considero un artista”

Las declaraciones sobre Trump no fueron las únicas fuertes que Depp realizó ayer durante su visita al Festival de San Sebastián. El actor de 57 años habló también sobre su profesión, la fama y Hollywood.

“No me considero un artista”, declaró Johnny,  afirmando que “lo más importante para quien se dedica a esto es no considerarte una celebridad de Hollywood. Eso es de verdad la muerte y es grotesco”.

Depp, quien llegó con dos horas de retraso al encuentro con la prensa, con una copa de vino blanco en la mano y pidiendo permiso para no usar cubrebocas, no evitó hablar de un episodio que tuvo con drogas con el protagonista de su documental, el cantante y “poeta”, según Depp, Shane MacGowan.

El actor contó que MacGowan le dio unas pastillas en Dublín, Irlanda, y cuando recuperó el conocimiento habían pasado tres días y estaba en una tina en el sur de Francia. 

Fuente: Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook