Alerta tus sentidos en casa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mujeres de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) hicieron historia al pilotear por primera vez el T-6C Texan en el desfile militar de este miércoles 16, con motivo del 210 aniversario del inicio de la guerra de Independencia de México, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Se trata de la teniente Miriam Martínez Magaña y la subteniente Carolina Paola Pérez, originarias de Michoacán y Campeche, quienes cuentan con 600 y 120 horas de vuelo, respectivamente, y participaron como parte de la parada aérea de 56 aeronaves que se sumó en el contingente de las Fuerzas Armadas.

La teniente Martínez Magaña pertenece al Escuadrón Aéreo 203 de Ensenada, Baja California (EA-203), y es su segunda aparición como comandante de aeronave, con un turbohélice T-6CF Texan II. En 2019 fue una de las mujeres piloto de la FAM que alcanzó ese nivel.

Su copiloto fue la subteniente Carolina Pérez, miembro del Escuadrón Aéreo 402 de Ixtepec, Oaxaca (EA-402,) y ésta fue su primera aparición en un desfile militar.

El hecho histórico se presumió en la cuenta de Twitter @campomartemx: “La teniente Miriam Martínez Magaña y su copiloto, la subteniente Carolina Paola Pérez, hicieron historia hoy en la aviación militar mexicana al pilotear el T-6C Texan por primera vez en un desfile militar”.

La teniente Karen Vanesa Velázquez Ruiz, primera mujer piloto de combate de la FAM e integrante del Escuadrón Aéreo 401 y comandante del Tigre 4507 en el que voló el año pasado, no participó en este desfile, como se esperaba.

La columna de tropas de tierra, aire y mar integró el desfile militar, sin público, con el despliegue más breve de la historia de esta celebración, debido a la pandemia de covid-19, precisó la Sedena.

El comandante de la columna fue el general de División D.E.M. André Georges Foullon Van Lissum, actual subsecretario de la Sedena, quien tomó posesión del cargo el 1 de marzo pasado y pasará a situación de retiro en diciembre próximo.

Van Lissum también participó en la ceremonia de conmemoración del 210 aniversario de la Independencia y en la entrega de la presea Miguel Hidalgo a 58 médicos y enfermeras, en reconocimiento a su esfuerzo, profesionalismo, lealtad y corazón para afrontar la contingencia sanitaria por la pandemia de covid-19.

En el desfile militar participaron 671 integrantes de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional, 15 civiles de instituciones públicas y privadas del país, 81 vehículos, 56 aeronaves y 66 caballos.

El contingente de 56 aeronaves de la FAM, la Armada de México y la Guardia Nacional lo integraron turbohélices T6C Texan, transportes C-295 CASA, helicópteros, tres jets 737-800 y tres F-5E/F. 

También participaron 15 paracaidistas, incluida una mujer de la Brigada de Fusileros Paracaidistas de la Sedena, quien saltó de un helicóptero Mi-17, descendiendo con técnicas de navegación y formaciones para aterrizar en Palacio Nacional.

También hubo un rápido despliegue de Fuerzas Especiales de la Sedena y de la Secretaría de Marina (Semar), con una demostración de infiltración empleando aeronaves de ala rotativa y soga rápida, utilizado por las FAM para cumplir con sus misiones.

El general Van Lissum fue quien dirigió el exhorto: “¡Fuerzas Armadas Mexicanas! ¡Unión, compromiso y lealtad con el pueblo de México!”. 

Luego se entonó el Himno Nacional, se rindió parte de novedades y se realizó el desfogue de tropas en el zócalo, con un pase y honores frente al balcón de Palacio Nacional para despedirse y mostrar sus capacidades.

En 2019, en el primer desfile del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, marcharon 13 mil 111 elementos. En el último año del expresidente Enrique Peña Nieto fueron 18 mil 736 efectivos.

Redacción Proceso /


There is no ads to display, Please add some

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook