El presidente Andrés Manuel López Obrador desmintió que elementos del Ejército mexicano hayan «tomado» las instalaciones de la Catedral Metropolitana con motivo del operativo de seguridad para realizar las fiestas patrias del 15 y 16 de septiembre de este año.

El jefe del Ejecutivo federal aseveró que sus adversarios hicieron correr la versión de que habían sido tomadas las instalaciones del templo religioso, ubicado a un costado de Palacio Nacional.

López Obrador comentó en su mañanera que sus adversarios tienen todo el derecho a criticarlo y a cuestionarlo, pero no a mentir ni a tergiversar la información.

«No es cierto que se haya tomado la catedral por el Ejército (…) esto se difundió, que el Ejército había tomado la Catedral, imagínense eso; pues no es cierto, por favor no crean todo lo que dicen estos personajes que son nuestros adversarios, que tienen todo el derecho de expresarse manifestarse, criticarnos y cuestionarnos, pero por lo general mienten», detalló el presidente poco antes de concluir la conferencia de este lunes.

El presidente estimó que haber afirmado tal hecho «fue muy fuerte» por parte de aquellos que son partidarios de la mano dura, la hipocresía, el autoritarismo y de engañar al pueblo.

«Están en contra de nosotros, eso no es ningún pecado,  tampoco es ilegal, es parte de la democracia, nada más informar que nosotros somos respetuosos de todas las religiones, respetuoso de las libertades, que no somos autoritarios», apuntó el mandatario a los medios de comunicación.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook