Elementos de la Dirección General de Seguridad Pública de Toluca, atendieron un reporte en el cual se indicaba que, sobre avenida López Portillo transitaba un vehículo Chevrolet Beat sospechoso y relacionado posiblemente con un secuestro.

Al momento de que los elementos aseguraron el vehículo, el conductor declaró que había sido una broma para su canal de YouTube.

Debido a las implicaciones legales que podrían estar relacionadas con la broma los oficiales pusieron al sujeto a disposición de la Fiscalía General de Justicia, donde se determinó su libertad no sin antes mencionarle la gravedad de sus actos y el entorpecimiento que generó en la operatividad por sus conductas irresponsables.

Las autoridades llaman a la población a evitar hacer bromas ya que acudir a estos despliegues implica un gasto elevado de recursos y de tiempo útil de las corporaciones policiacas.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook