Metepec, México a 7 de septiembre del 2020.- En lo que va del año, al menos en el municipio de Toluca, se han registrado 15 agresiones y amenazas de clientes a médicos veterinarios cuando la atención a las mascotas ha tenido consecuencias funestas por razones naturales, incluso se han tenido que cerrar clínicas por las amenazas de los clientes.
Es por eso que, como medida de prevención, el gremio veterinario, realizó una conferencia de prensa en la que se hizo el llamado a tener un control por los establecimientos, que además de que dé garantía al cliente de que su mascota se encuentra en buenas manos, brinde seguridad y una competencia leal para los veterinarios de la entidad.

Y es que, también se informó que en el Estado de México el 20 por ciento de las clínicas que se encuentran dentro de esta entidad, son irregulares además de que algunas de estas están siendo atendidas por personas no preparadas, con un conocimiento básico y por médicos veterinarios no titulados.


Así lo informó Adriana Barreto Rodríguez, presidenta del Colegio de Médicos Veterinarios Zootecnistas del Estado de México, quien hizo el llamado a los 125 municipios de la entidad a que, a través de sus bandos municipales, establezcan levantar o renovar una licencia de funcionamiento se autorice únicamente con una certificación que garantice que la clínica será operada por un profesional.


En esta entidad son cerca de 4 mil 500 clínicas registradas, pero es difícil para el usuario distinguir cual de estas cuenta con una garantía que acredite la labor del veterinario, por lo que la usurpación ha llevado a que el gremio sea blanco de descalificación general, situación que llaman a erradicar y que su trabajo al cuidado de los seres vivos que no tienen voz, sea reconocido por la población.


Junto con la Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas de Pequeñas Especies del Valle de Toluca, Adriana Barreto, expuso que los veterinarios también se enfrentan a constantes agresiones y amenazas, principalmente por dueños de mascotas que, ante complicaciones de salud naturales, los culpan de desenlaces fatales, o les niegan el pago por sus servicios.


Se ejemplifico con caso en los que los clientes llevan a sus mascotas a veterinarias clandestinas, y en lugar de recibir una mejora, sus mascotas recaen incluso en otras enfermedades que en ocasiones son mortales y al llegar con veterinarios certificados, ya el ser sin voz, ya no tiene solución, sin embargo, los clientes terminan por desquitar su coraje y los errores de los otros veterinarios con quienes en ocasiones hacen bien sus labores.


Los municipios donde han registrado más agresiones son Ecatepec, Toluca y Metepec; las amenazas han llevado al cierre de hasta cinco clínicas.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook