Este lunes, alrededor de cien personas del municipio de Santiago Tianguistenco, se reunieron frente al edificio de Palacio Municipal, para exigir al alcalde Alfredo Baltazar Villaseñor, la reubicación del tianguis que cada martes se pone en la plaza central de esta demarcación.

Los vecinos manifestantes, argumentaron que su petición se debe a que este lugar se ha vuelto ofensivo para los pobladores y principalmente para las mujeres jóvenes del lugar, ya que señalan que se en el lugar abunda la inseguridad y el acoso sexual.

Foto: Guillermo Guadarrama

Además, refirieron que cada martes, a la partida de los tianguistas, la zona termina siendo un basurero por la cantidad de desechos que genera este mercado y el desorden de los mismos tianguistas, así como de los visitantes que tiran la basura en el suelo.

Locatarios establecidos señalaron que sus ventas llegan a caer hasta un 80 por ciento los martes de tianguis, por lo que también señalaron su reproche ante la continuidad de este mercado.

Tras unos minutos de manifestación, fue el alcalde de Santiago Tianguistenco quien salió a recibir y entablar un diálogo con los manifestantes para poder llegar a un acuerdo.

Ante la atención del alcalde, los vecinos le entregaron un documento, con el objetivo de que el tianguis no se coloque en el centro del municipio, hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde.

Cabe destacar que hace una semana, fueron los comerciantes de este tianguis quienes se manifestaron también, exigiendo la reapertura del tianguis, pues luego de casi cinco meses del cierre por la pandemia, esta situación los está dejando en pobreza extrema.

La situación coloca directamente contra la espada y la pared al presidente municipal de la demarcación, puesto que, por un lado, los tianguistas dicen tener la necesidad de trabajar, pero por el otro, la ciudadanía señala estar harta de la inseguridad de la zona.

La tercera opinión es de otros ciudadanos de la zona quienes mencionan que, en efecto, el culpable de todo esto es el mismo alcalde, pues nunca ha puesto orden en el tianguis, por lo que los comerciantes y delincuentes han logrado hacer de las suyas dentro del mismo mercado.

“Casi no hay policías, la gente se queja de los malos tratos, pero parece que a las autoridades no les interesa, las jovencitas también las acosan, sobre todo al horario de salida de la escuela, bueno ahorita no hay escuela, pero siempre ha existido esta situación y nadie hace nada”, comentó don Rafael, quien tiene una papelería cerca del lugar.

El grupo de aproximadamente 100 vecinos exigieron la reubicación, porque además señalan que las calles son angostas y con el mercado es difícil cruzar este lugar, además de que la colocación de “diablitos”, por parte de los ambulantes, les genera cada semana, un gasto de 15 y 40 mil pesos por reparaciones a la Comisión Federal de Electricidad.

Con pancartas, los manifestantes hicieron saber que cada martes arriban a la Plaza Central alrededor de 100 mil personas entre comerciantes y visitantes; hecho que puede generar la propagación de COVID-19 en el municipio de Santiago Tianquistenco.

Con información e imágenes de Guillermo Guadarrama

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook