La pareja encontró la forma de llevar a cabo su celebración nupcial pese a la existencia del SARS-CoV-2

Una pareja de novios celebró su boda de una forma muy especial e innovadora, pues luego de que la pandemia por el SARS-CoV-2 alterara los planes de su compromiso, tuvieron que ingeniar una nueva forma de sellar este momento tan importante en sus vidas.

Ryan y Skye Myers soñaban con una gran boda en compañía de sus seres queridos. Para evitar que la salud de estos se viera en riesgo a raíz del COVID-19, la celebración se vio reemplazada por una sesión fotográfica asombrosa, que si bien no era el plan original de la pareja, superó todas las expectativas.

Estos novios son amantes de los deportes extremos y por ello decidieron acudir al Hawksbill Crag, un acantilado famoso en Arkansas, donde pudieron capturar su romance de una forma muy especial.

Novios celebran boda con arriesgada sesión de fotos
Fotos de Ryan y Skye Myers. (Imagen: Mason Gardner/Caters News)

En la serie de imágenes que resultó de este viaje se puede ver a los recién casados posando a las orillas del acantilado y también acercando sus manos para “evitar caer al precipicio”.

Foto de Ryan y Skye Myers. (Foto: Mason Gardner/Caters News)

Para la sesión se usó equipo de protección como sogas de seguridad. En una búsqueda de un paisaje especial e icónico, ambos determinaron que este acantilado era el lugar perfecto para fotografiar su boda y cerca de allí realizaron un pequeño evento que contó con solo 12 invitados.

Estos acudieron acatando las medidas de sanidad por el COVID-19 y formaron parte del inicio de una historia que se ha hecho viral y ya le da la vuelta al mundo entero.

“Para las fotos, Skye estaba en un arnés de asiento diseñado para escalar. Todos los incluidos tenían experiencia y estaban bien entrenados en escalada. Todo el equipo y equipo de seguridad utilizado fue inspeccionado y autorizado por un experto”, detalló Ryan.

Foto de Ryan y Skye Myers. (Foto: Mason Gardner/Caters News)

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook