Alejandra Guzmán y Paulina Rubio protagonizaron una fuerte controversia en los años 90, cuando se vieron involucradas en un triángulo amoroso con el famoso Erik Rubín, actual esposo de Andrea Legarreta.

Fue en el año de 1991 cuando los medios pusieron todos los reflectores encima de esta complicada relación sentimental de tres, que sostenía la intérprete de “Tal vez, quizás” con el rockero y exintegrante de Timbiriche, misma que se vio afectada cuando el músico tuvo ojos para otra mujer.

La tercera en discordia

La manzana de la discordia en la relación entre Paulina y Erik Rubín fue nada más y nada menos que la rockera Alejandra Guzmán, por lo que la relación entre la Chica Dorada y el galanazo de melena alborotada terminó, para darle comienzo al romance con la hija de Enrique Guzmán.

El pleito alcanzó tanta fama en el medio del espectáculo, que la noticia se internacional. Hubo una ocasión en que se subieron los ánimos, por lo que ambas artistas mexicanas emprendieron una guerra publica por el amor de Erik Rubín.

Como recordarás, hasta canciones se dedicaron una en contra de la otra, por una parte, Alejandra Guzmán le dedico otra canción titulada “¡Hey, güera!,con la cual buscaba dejarle en claro hasta donde estaría dispuesta a llegar con tal de proteger el amor que sentía por el rockero en ese momento.

La revancha de la Chica Dorada

Sin embargo, Paulina no se quedó con los brazos cruzados y decidió responderle a la mujer que le había robado el amor de su galán y de la misma forma. La Chica Dorada lanzó su famosa canción ‘Mio’, la cual dedicó específicamente a Erik Rubín para demostrarle que ella aún estaba enamorada de él.

Aunque la pelea por el corazón del músico continuó ante los ojos de los seguidores de ambas cantantes, El destino tenía preparado otra cosa para ambas cantantes ya que Erik terminó definitivamente  su relación con Alejandra Guzmán y se dio una nueva oportunidad amorosa con Paulina Rubio.Dicha reconciliación no duró mucho tiempo y finalmente el músico decidió estar solo por un buen tiempo.

En algunas entrevistas, tanto Alejandra Guzmán como Paulina Rubio fueron interrogadas sobre la inspiración qué les había traído el componer estas canciones con dedicatoria y si se trataba de mensajes directos hacia cada una.

Y en efecto, Alejandra Guzmán confirmó que la canción se le había escrito su productor porque sabía que ella andaba con Erik y que Paulina se lo había bajado. Por su parte, Alejandra dijo que al final Erik escogió a Paulina y ella dijo que Alejandra le caía bien, pero que en la guerra y en el amor todo era válido.

La única ganadora

Aunque para muchos tal problema amoroso qué tiene mucho tiempo, porque sabemos que actualmente Erik Rubín es muy feliz al lado de su esposa Andrea, todo parece indicar que aún existen secuelas de este antiguo pleito personal, pues Alejandra Guzmán no dudó en lanzar algunos comentarios sobre el talento de Rubio en alguna ocasión.

Y pues ni modo, en el corazón no se manda y la ganadora del amor de Erik Rubín es finalmente Andrea Legarreta.

Por: Redacción Digital El Heraldo de México

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook