El grupo de rescatistas chilenos Los Topos detectó movimiento entre los escombros de un edificio ubicado en Gemmayzeh, uno de los barrios afectados por el estallido ocurrido el 4 de agosto en la capital libanesa.

El descubrimiento fue inicialmente hecho por ‘Flash’, un perro de rescate que forma parte del equipo chileno. Hasta el momento, los trabajos de búsqueda continúan.

Un mes después de la descomunal explosión de arrasó Beirut, un grupo de rescatistas chilenos asegura haber detectado el latido de un corazón bajo los escombros en el barrio Gemmayzeh, una de las zonas más afectadas de la capital de Líbano.

El equipo de rescate, conocido como Los Topos, ha dado la voz de alerta y se ha comenzado el rastreo a mano para comprobar si en efecto alguien puede haber sobrevivido en esas condiciones desde el 4 de agosto, cuando la detonación de toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma irregular causó casi doscientos muertos y seis mil heridos.

Detectan el latido de un corazón bajo los escombros de Beirut un mes después de la explosión

Aún quedan siete personas desaparecidas, cuyos restos no han podido encontrarse.

El grupo de voluntarios chilenos tiene gran experiencia. Trabajó en el terremoto de 2017 en México y en el insólito rescate de los 33 mineros de Atacama, en Chile. Uno de sus perros detectó rastros de posible vida humana. Confirmaron que el animal volvía a dar la señal de alarma al pasar de nuevo por el mismo lugar. Después, un escáner confirmó la presencia de unas vibraciones que también los bomberos de Beirut creen probable que se correspondan con una vida humana.

La búsqueda es muy delicada porque el edificio donde se ha producido el hallazgo presenta un riesgo serio de terminar de desplomarse a medida que se retiran escombros. Son necesarias grúas para sostener parte de la estructura mientras prosiguen los trabajos

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook