Inició la capacitación a 105 personas defensoras municipales que desean obtener la Certificación de la Codhem.

El ombudsman Jorge Olvera García llamó a las y los defensores municipales de derechos humanos a impulsar juntos la autonomía de las Defensorías públicas para evitar la subordinación a intereses de las o los ediles en turno y, sobre todo, a cumplir su misión para que los derechos humanos sean realmente la columna vital y vertebral de las administraciones municipales.

Al inaugurar la capacitación impartida a distancia para la Certificación de 105 defensoras y defensores municipales, Jorge Olvera afirmó que “un gobierno que no respeta y promueve los derechos humanos está condenando a su pueblo a sobrevivir en entornos de violencia, injusticia y desigualdad; y, por el contrario, un gobierno que respeta la dignidad y libertades de las personas está destinado a ser exitoso, a cumplir su misión de servicio.”

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), calificó el inicio de las actividades como un hecho histórico porque desde hace más de 25 años se persiguió este objetivo y hoy se ha integrado la primera generación de personas defensoras municipales certificadas; y anunció que se apoyará la iniciativa de la diputada local Karla Fiesco para lograr la autonomía de las Defensorías municipales y, con ello, la emancipación de la defensa de los derechos humanos.

Expresó que en la entidad mexiquense hay convergencia en torno al tema de los derechos humanos, “sin importar colores, partidos, preferencias o ideologías, ya que uno de los principales reclamos sociales y recomendaciones académicas es contar con personas servidoras públicas municipales profesionalizadas y avezadas en la promoción y defensa de las prerrogativas fundamentales.”

Explicó que los derechos humanos deben tener impacto local en los espacios más próximos a las personas, es decir, en colonias, barrios, pueblos y rancherías: “justo ahí, donde se configuran las violaciones a los derechos humanos; donde se asienten personas, ahí deben crearse las condiciones de respeto a su dignidad, a sus derechos y libertades.”

Olvera García habló de la necesidad de revertir el hecho de que las autoridades locales son las que más y con mayor frecuencia afectan la dignidad humana, por ello, las Defensorías municipales son un contrapeso necesario en el ámbito local. La Codhem, dijo, además de darles herramientas legales, teóricas y metodológicas para defender, proteger y promover los derechos humanos, “incentiva su humanidad, su solidaridad, pasión y compromiso con la dignidad humana, por lo que deben saber que, además de la certificación, el encargo demanda una fuerte dosis de pasión, de ética y coherencia.”

Subrayó que el país clama servidores públicos leales, individuos que respeten las normas, que cumplan las leyes básicas de convivencia, que vivan al amparo de la legalidad, y pidió no ser generadores del encono social, ni promover acciones que desvirtúen el sentido de la dignidad y de las comisiones de derechos humanos.“Nuestro quehacer es apartidista, libre de ideologías y colores, protegemos los derechos de todas las personas, probamos las omisiones y los abusos de la autoridad; actuamos con diligencia recomendando o exhortando, o pronunciándonos, cumpliendo responsablemente con nuestras facultades y atribuciones.

El respeto y cumplimiento de los derechos humanos son una obligación constitucional de todas las autoridades y comienza precisamente ahí con todos ustedes, defensoras, defensores de los derechos humanos”, finalizó.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook