El gobierno alemán compartió este martes que hay evidencias “inequívocas” de que el opositor ruso Alexei Navalny fue envenenado con un agente nervioso del grupo de tóxicos Novichok. Navalny fue trasladado a un hospital en Berlín tras sufrir un colapso en Siberia el 20 de agosto.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha condenado este miércoles (02.09.2020) el «intento de asesinato por envenenamiento» del opositor ruso Alexei Navalny con el objetivo de silenciarlo. La mandataria agregó que el ataque tendrá una «respuesta común adecuada» porque atenta contra los «derechos y valores fundamentales».

El portavoz del Gobierno alemán, Stefen Seibert, había anunciado previamente en un comunicado que los exámenes toxicológicos del hospital universitario Charité  ofrecían «pruebas inequívocas» de que el opositor ruso Alexei Navalny fue envenenado con una sustancia usada en la producción de armas químicas y que pertenece al grupo del agente tóxico Novichok.

Navalny está ingresado en Alemania, adonde fue trasladado en coma y en un avión medicalizado desde un hospital en Siberia después de que sufriera un colapso.

En una breve declaración convocada de urgencia, la canciller alemana subrayó que en este caso hay «graves preguntas que sólo el Gobierno ruso puede y debe contestar». Merkel agregó que «esperamos que el Gobierno ruso lo aclare. El mundo espera respuesta».

Según indicó la mandararia, el Gobierno alemán ya se había puesto en contacto con sus socios europeos y con sus aliados en la OTAN para ponerles al corriente, así como con el Bundestag (cámara baja alemana) y a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas. También le habían comunicado los resultados de las pruebas médicas a Navalni al embajador de Rusia en Alemania.

Merkel condenó «profundamente» el ataque al opositor ruso, se solidarizó con sus familiares y allegados y esperó «que se pueda recuperar»

Pruebas inequívocas de que fue envenenado

Los primeros exámenes habían encontrado síntomas de que Navalni había sido envenenado pero no se había podido precisar la sustancia que se había utilizado ante lo que La Charité optó por pedir la colaboración de un laboratorio del ejército alemán para realizar nuevos análisis.

El comunicado del Gobierno alemán que los resultados no dejan «lugar a dudas» del envenenamiento con una sustancia del grupo de Novichok, que afecta al sistema nervioso.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook