El Presidente reconoció que México sufre el impacto de una caída económica mundial como no se veía desde 1932, sin embargo, aseguró que hay indicadores que demuestran mejora, como la recuperación del empleo formal y la apreciación del peso ante el dólar

El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que México sufre el impacto de la pandemia de covid-19, la cual generó la crisis económica mundial más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años. Sin embargo, aseguró que el país va “saliendo del hoyo”.

En la víspera del mensaje por su Segundo Informe de Gobierno, el mandatario destacó que la estrategia federal contra la emergencia generada por el covid-19 ha funcionado y, pese a las vidas que ha cobrado la enfermedad, “no han faltado ni faltarán camas ni ventiladores para atender enfermos… y poco a poco vamos saliendo de esta pesadilla”.

Subrayó que el país está saliendo de la crisis económica generada por el coronavirus “con bajos costos”, ya que no se ha contratado más deuda. Además, destacó que hay indicadores que reflejan mejoras, como la recuperación del empleo formal, la apreciación del peso frente al dólar y que las remesas desde Estados Unidos se mantuvieran constantes.

Aunque también reconoció que la deuda del gobierno sufrirá un incremento significativo, debido a que está contratada en dólares, el jefe del Ejecutivo federal afirmó que no hay nada que temer, porque el país goza de finanzas sanas y su gobierno mantendrá la misma estrategia para continuar combatiendo la emergencia sanitaria.

Ante la crisis en escuelas privadas, debido a la migración de alumnos al sistema público, ofreció analizar un incremento en la deducibilidad de colegiaturas.

Es la peor crisis en un siglo: Presidente

López Obrador asegura que hay indicadores que demuestran una recuperación en el empleo formal.

En la víspera del mensaje por su Segundo Informe de gobierno, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que México “está saliendo del hoyo”, pero desconoce cuándo terminará la crisis económica generada por la pandemia del covid-19 en todo el mundo.

“En efecto, es la crisis mundial en lo económico más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años, en un siglo (…) Ahora les puedo decir que la estrategia ha funcionado y puedo probarlo; hasta ahora, a pesar de la difícil situación de la profundidad de la crisis, vamos saliendo del hoyo en que caímos, vamos saliendo. Ahora, mi pronóstico sobre cuánto tiempo, déjenme un poco más de margen y lo voy a hacer, pero estoy optimista, sé que vamos a salir adelante”, auguró el mandatario.

“En la pandemia, con todo el dolor que ha dejado, estamos atendiendo a enfermos, salvando vidas, contamos con el apoyo de todo el personal médico, no han faltado ni faltarán camas, ventiladores para atender enfermos y vamos avanzando poco a poco, pero vamos saliendo de esta pesadilla, va pasando la pesadilla de la pandemia.”

Pese a ello, aseguró que hay indicadores que demuestran una recuperación en el empleo formal, la apreciación del peso frente al dólar y el hecho de que no se recurrió a endeudar al país más de lo que ya estaba.

Además de que ayudó mucho que las remesas de los paisanos que viven en los Estados Unidos mantuvieron su constancia en cerca de 10 millones de familias en nuestro país.

“Estamos saliendo con costos bajos porque en otros países aplicaron la estrategia de siempre, de endeudarse para inyectar recursos arriba, a las corporaciones”, declaró a los medios de comunicación.

Sin embargo, reconoció que como la deuda del gobierno se contrata en dólares, sufrirá un incremento significativo.

“Nuestra deuda va a subir porque hubo una depreciación del peso por la crisis, que por cierto ya el peso se está apreciando, llegó a estar a 25 pesos, un poco más, por dólar, la semana pasada ya bajó de 22 pesos por dólar, estamos hablando de tres pesos, eso es recuperación. De todas maneras, estaba en 18, 19, para 22; entonces, como la deuda está contratada en dólares, nos afecta en cuanto al incremento de la deuda, por esa razón, y también por la caída en la economía, pero no se contrató deuda adicional” explicó el mandatario al presumir que goza del 70 por ciento de aprobación su gobierno entre la población.

Aun cuando la pandemia del covid-19 permanecerá por un tiempo largo en el mundo, el presidente López Obrador  dijo que no hay nada que temer porque hay finanzas sanas y su gobierno mantendrá la misma estrategia para continuar combatiendo la emergencia sanitaria, por lo que no se prevén despidos en su administración.

Al tiempo, destacó que para este mes de agosto la recuperación de empleos formales es probable que alcance la cifra de cien mil.

Previo a concluir la conferencia de prensa, López Obrador habló sobre la existencia de una encuesta internacional que lo ubica en el segundo sitio a nivel mundial entre jefes de Estado y de gobierno, pese a la pandemia del covid-19.

“Yo tengo mi encuesta, 70%, 65, 64 de aprobación, y a la pregunta: ¿Si hoy fuese la elección de que se quede o que se vaya? Y traigo 70 que me quede, 25 que me vaya, y cinco que le da igual; me he mantenido. Hay una encuesta internacional en donde se mide a los jefes de Estado de los países, estoy en segundo sitio, segundo lugar mundial y he caído con la pandemia dos puntos, pero cada quien tiene su medición”, aseveró el mandatario.

Esos resultados, dijo son gracias al pueblo de México, “su ángel de la guarda”,  al que no le va a fallar.

Si haces click en la siguiente imagen puedes visitar nuestra sección de última hora.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook