En CoreadelSur, una mujer contagió a más de 50 personas de COVID-19 en una cafetería. 

El uso del cubrebocas para evitar COVID-19 es algo que se ha discutido desde que se estableció su uso obligatorio como medida preventiva. Hay quienes afirman que llevarlo es inútil a la hora de contraer la enfermedad, mientras que otros aseguran su eficacia frente a personas positivas a la nueva enfermedad.

En este caso la mujer y su acompañante, ingresaron a una cafetería el 8 de agosto en Paju, Corea del Sur. Encargaron sus productos en el mostrador del primer piso y, cuando los obtuvieron, subieron a tomarlo tranquilamente y se sentaron en una mesa cerca de las escaleras donde en el techo había una salida de aire acondicionado. La mujer había ingresado al local a las 7:30 p.m. y lo dejó cuando cerró, alrededor de las 10:00 p.m.

Al día siguiente comenzó a notar síntomas relacionados con COVID-19 y después de las pruebas para la enfermedad, dio positivo. En los días siguientes, se confirmó el contagio del resto de personas que se encontraban en el establecimiento el 8 de agosto, al mismo tiempo que la mujer, a excepción de los empleados que usaban mascarillas.

Los clientes se quitaron los protectores faciales para poder comer y beber y eso, unido al aire acondicionado del local, provocó que el coronavirus se extendiera entre las personas que se encontraban en el establecimiento.

Este hecho ha confirmado que el uso de cubrebocas, aunque no es 100% efectivo, puede prevenir infecciones en situaciones como esta, ya que los empleados la cafetería en Corea del Sur tuvieron una conversación presencial con la mujer al momento de ordenar los productos y entregarlos. El resto de personas que estaban en el lugar simplemente estaban en el lugar, sin mantener ningún tipo de contacto con esa mujer.

Los científicos están estudiando el brote de Paju para: “estudiar los factores de riesgo entre una cohorte de personas más o menos controlada”, dijo a Bloomberg Arnold Bosman, director de Transmissible BV, un desarrollador de materiales de capacitación para el control de brotes con sede en Holanda. “Este evento será un ejercicio de capacitación muy valioso para las generaciones futuras de epidemiólogos”.

Con información de Bloomberg

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook