Alerta tus sentidos en casa

En otra señal de que los días de Lionel Messi con el Barcelona estarían contados, el delantero no se presentó el domingo a las pruebas obligatorias de coronavirus a todo el primer plantel previo al inicio de la pretemporada.

El Barcelona informó que Messi fue el único jugador que no se sometió a las pruebas en las instalaciones de entrenamiento del club. Los azulgrandas volverán a las prácticas el lunes con miras al próximo curso.

Además, el Barcelona reiteró su posición que no negociará la salida adelantada de Messi, y advirtió que el presidente Josep Bartomeu sólo se sentará a negociar con el crack argentino para extender su contrato más allá de la próxima temporada.

Messi comunicó la semana pasada su deseo de marcharse del club, pero el Barcelona insiste que debe completar el contrato que vence en junio de 2021. También dijo que no negociará la transferencia del seis veces ganador del Balón de Oro a otro conjunto.

La decisión de Messi trascendió el martes al enviarle al club un burofax, un documento certificado similar a un telegrama. Apeló a la cláusula de su contrato que le permite irse al final de la campaña como agente libre, pero el Barcelona sostiene que la cláusula ya había expirado. Se avista un conflicto legales, con Messi argumentando que la temporada se prolongó debido a la pandemia de coronavirus.

Según versiones de prensa, Messi habría expresado su deseo de negociar el club, pero señaló el sábado que no facilitará su salida. El Barcelona manifestó que quiere que Messi complete su carrera en el club catalán.

También el domingo, La Liga formuló su primera declaración sobre el caso y le dio la razón al club, diciendo que el contrato de Messi “se encuentra actualmente vigente” y que no autorizará el pase del jugador a otro equipo «si no ha abonado previamente el importe de una cláusula de rescisión cifrada en 700 millones de euros.

El presidente de La Liga, Javier Tebas, mencionó hace unos meses atrás que el torneo no se vio afectado en sus finanzas cuando Cristiano Ronaldo se fue del Real Madrid para fichar con Juventus, sin percibir mermas en sus índices de teleaudiencia o derechos audiovisuales. Pero reconoció que la salida de Messi “si se notaría”.

El Barcelona retomará los entrenamientos bajo la dirección del nuevo técnico Ronald Koeman en reemplazo de Quique Setién, despedido tras la derrota 8-2 que sufrieron ante el Bayern Múnich en los cuartos de final de la Liga de Campeones el 14 de agosto. La debacle, una de las peores en la carrera de Messi y la historia del club, propició que el Barcelona prometiera cambios “profundos” en su plantilla y estructuras.

Koeman habría informado a Luis Suárez, Ivan Rakitic, Arturo Vidal y Samuel Umtiti que no entran en sus planes para el futuro, pero los cuatro acudieron a las pruebas el domingo.

Suárez es un amigo de Messi, y se cree que la decisión de apartar al delantero uruguayo pudo haber enojado al argentino e influir en su decisión de irse.

Messi, de 33 años, criticó las malas decisiones del club esta temporada, la primera desde 2007-08 en la que acabaron sin conquistar títulos.

Con información de Adrenalina

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook