Tres lograron sobrevivir. Las tormentas eléctricas son comunes y en 2011 ya murieron 18 niños.

De nuevo una tormenta eléctrica sacude a Uganda. Esta vez un rayo se llevó la vida de nueve niños de entre 13 y 15 años mientras jugaban al fútbol en la tarde de este jueves en la ciudad de Arua, tal y como informa la Cruz Roja a EFE.

Uno de los niños murió en el acto y los otros ocho no consiguieron sobrevivir en el hospital al que fueron trasladados en Arua.

Al menos tres de los niños que jugaban el partido consiguieron sobrevivir y ahora mismo se encuentran hospitalizados, pero las autoridades no han dado informes sobre la evolución. La policía tampoco facilita ningún dato más y se limita a decir que investigará el “trágico accidente”.

No es la primera vez que una tormenta eléctrica acaba en tragedia en este país africano. Hace nueve años un rayo mató a 18 niños de una escuela del noroeste de Uganda. El viceministro ugandés de Prevención de Desastres, Musa Ecweru, lamentó entonces que muchos colegios y centros de salud no disponían de pararrayos.

«Eso es una negligencia por parte de las personas que certifican si esos edificios son aptos para uso público y vamos a trabajar para impedir más accidentes», dijo Ecweru.

Redacción AS

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook