No es la primera vez que Abe abandona el cargo por sus problemas de salud. Ya en 2007, apenas un año después de haberse convertido en primer ministro, tuvo que dimitir debido a una dolencia intestinal

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha anunciado este viernes en rueda de prensa su dimisión debido a sus problemas de salud, poniendo fin así a varias semanas de especulaciones en torno a su estado, si bien esperará a abandonar el cargo a que su partido le busque un sucesor.

«Como ya no estoy en condición de responder con confianza al mandato de los ciudadanos, he decidido que debería no seguir en el puesto de primer ministro», ha señalado en rueda de prensa.

Según ha explicado, aunque durante los últimos ocho años había conseguido mantener controlada su colitis ulcerosa, a partir de mediados de julio comenzó a sentirse más cansado y los médicos confirmaron este mes que la dolencia había reaparecido.

Además, según informa la agencia Kiodo, ha considerado que ahora es el momento adecuado para anunciar su dimisión puesto que los casos de covid-19 parecen estar disminuyendo y se han puesto en marcha nuevas medidas de control.

Por otra parte, y como ya había adelantado a los líderes del Partido Liberal Democrático (PLD), su formación, no nombrará a un sucesor, sino que permanecerá en el cargo hasta su partido busque un nuevo líder. Preguntado sobre quién podría ser el nuevo primer ministro, Abe no ha querido pronunciarse.

El PLD tiene previsto elegir el próximo martes a su nuevo líder en una votación en la que participarán sus diputados y cargos electos, según han indicado a Kiodo fuentes conocedoras del trámite.

Entretanto, los medios ya han comenzado a especular con los posibles sucesores.

El anuncio se produce tan solo cuatro días después de que Abe, de 65 años, se convirtiera el lunes en el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo, tras cumplir este lunes 2.799 días consecutivos al frente del Gobierno, superando así, precisamente, el récord que hasta ahora ostentaba su tío abuelo Eisaku Sato, en el cargo entre noviembre de 1964 y julio de 1972.

Las especulaciones en torno a la salud del mandatario habían aumentado en las últimas semanas, en especial después de que Abe acudiera el pasado 17 de agosto a realizarse unas pruebas en un hospital de Tokio y volviera a visitar dicho centro este lunes.

No es la primera vez que Abe abandona el cargo por sus problemas de salud. Ya en 2007, apenas un año después de haberse convertido en primer ministro, tuvo que dimitir debido a una dolencia intestinal e ingresó al día siguiente en el hospital. Tras regresar al poder en 2012, aseguró que había superado los problemas de salud que le llevaron a su renuncia.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook