La Comisión Nacional del Agua (Conagua)determinó que no existen evidencias para iniciar un nuevo procedimiento administrativo contra el Ayuntamiento de Acapulco, por elvertido de presuntas aguas residuales al mar reportado por redes sociales el miércoles 26 de agosto.

En un comunicado de prensa, dio a conocer que la Dirección Local de Conagua en Guerrero realizó una inspección en la zona de descarga pluvial “Arroyo Magallanes”,«donde se presume que el agua estancada fue resultado de un remanente generado por escurrimientos extraordinarios ocurridos durante la noche previa en la zona».

«En el momento de la visita, se apreció que el agua que se descargó a través de dicho canal no presentaba las mismas características que se mostraron en imágenes difundidas por distintos medios. Adicionalmente, no se percibieron olores ni colores característicos de aguas residuales», destacó.

Ante esta situación, se determinó que no hay pruebas para instaurar un procedimiento administrativo por infracciones al artículo 119 de la Ley de Aguas Nacionales, por descargar aguas residuales, de manera permanente, intermitente o fortuita, a cuerpos receptores que sean bienes nacionales, incluyendo aguas marinas, sin el permiso respectivo.

Con información de Excélsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook