Ocoyoacac, México a 26 de agosto de 2020.- Luego del accidente que se registró la madrugada del 11 de agosto, en la carretera México – Toluca, a la altura de Ocoyoacac, que dejó saldo de 15 personas sin vida, esta mañana se realizó una misa en conmemoración de las víctimas, se colocó una cruz de hierro en el punto y se arrojó agua bendita sobre el tramo carretero donde ocurrió el siniestro.

Foto: Carlos Martínez

En punto de las 10:00 horas, pobladores de las comunidades cercanas al kilómetro 37 organizaron esta ceremonia religiosa, en memoria de las víctimas de dicho accidente; en el evento asistieron familiares de quienes iban a bordo de ese autobús que se dirigía a Puerto Vallarta y que volcó en esta vialidad.

Foto: Carlos Martínez

Por ello, a un costado de la carretera se celebró una misa a cargo del párroco de la Santa Cruz, Jesús Martínez, quien clamó por el eterno descanso de las víctimas, la salud y seguridad de quienes circulan por esta carretera, una de las más transitadas en el Estado de México y pidió conciencia a los automovilistas para no manejar en estado de ebriedad, con sueño o con distracciones al volante, como celulares, pera evitar tragedias como la ocurrida el 11 de agosto.

Foto: Carlos Martínez

Por su parte, María Luisa Nava, madre y abuela de víctimas en este accidente, dijo que no podrá olvidar esta tragedia, por el amor a sus familiares y porque ese día coincidió con su cumpleaños e, incluso, el 11 de agosto ellos se dirigían a verla a Puerto Vallarta para celebrar con ella. “Iban a visitarme, era mi cumpleaños e iban a pasar el cumpleaños conmigo”, comentó, entre lágrimas, la señora que ahora pide justicia por estos hechos.

Por: Carlos Martínez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook