Más de 200 trabajadores sociales realizan acciones de promoción de la salud además de ser el enlace entre los pacientes y sus familiares en los hospitales

Cada 21 de agosto se conmemora el Día del Personal de Trabajo Social, categoría imprescindible dentro del equipo multidisciplinario que brinda atención a pacientes con COVID-19 en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Representación Estado de México Poniente.

La labor más importante de las y los trabajadores sociales durante esta emergencia ha sido otorgar acompañamiento y seguimiento oportuno del estado de salud de los pacientes a sus familiares a lo largo de su estancia hospitalaria, así lo indicó la licenciada Rebeca San Juan López, coordinadora de Trabajo Social de la Representación Estado de México Poniente.

Más de 200 trabajadoras y trabajadores sociales realizan de manera comprometida la difusión de estrategias de promoción a la salud, en los  seis Hospitales y 42 Unidades de Medicina Familiar.

A través de pláticas en las salas de espera refuerzan las medidas preventivas (lavado de manos, sana distancia y uso de alcohol gel) como estrategia para garantizar y proteger su salud. También ofrecen asesoría y apoyo en trámites administrativos.

Mencionó que, una vez que los pacientes se dan de alta, son quienes capacitan a los familiares para tener los cuidados necesarios en casa y reducir el riesgo de contagio.

Adicionalmente, están a cargo de la captación y selección de potenciales donadores de plasma convaleciente, a fin de ayudar en la recuperación de pacientes con COVID-19.

Finalmente, la licenciada San Juan López resaltó que, la participación de las y los trabajadores sociales en los servicios de la salud es de vital importancia para el cumplimiento de la atención médica integral de los derechohabientes y su familia.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook