Autoridades sanitarias recomendaron que las personas sean cautelosas a la hora de comprar carne y mariscos importados.

En la ciudad de Shenzhen, en China, han encontrado trazas de coronavirus en muestras de un lote de alitas de pollo congeladas importadas de Brasil, así lo dio a conocer la prensa local.

El Centro local para la Prevención y Control de Enfermedades asegura que encontró los restos en la superficie de una muestra de ese producto, y que las pruebas de ácido nucleico que se realizaron dieron resultado positivo.

En consecuencia, todo el personal que pudiese haber tocado el producto ha tenido que hacerse también pruebas, que hasta el momento han dado negativo, según la información.

Ante esta situación, todos los lotes del producto contaminado (que ya habían sido vendidos) han sido rastreados y confiscados por las autoridades, por lo que el organismo recomendó que los consumidores sean cautelosos a la hora de comprar carne y mariscos importados y que tomen “precauciones para reducir los riesgos de infección”.

Cabe resaltar que este no asido el primer caso que se ha detectado de Covid-19 en comida, ya que en la ciudad china de Wuhu, encontraron trazas de coronavirus en el empaquetado de camarones importados de Ecuador, mientras que en una ciudad portuaria de la provincia de Shandong, también en el este del país, se detectaron restos en el envoltorio de pescados congelados.

El pasado 10 de julio, China suspendió las importaciones de camarones blancos congelados de tres empresas ecuatorianas tras hallar restos del virus en su empaquetado, informó entonces la Administración General de Aduanas.

El departamento señaló en un comunicado que las pruebas de ácido nucleico realizadas a los empaquetados de Industrial Pesquera Santa Priscila, EMPACRECI y EDPACIF dieron positivo y que existía el riesgo de que transmitieran el virus.

Con información: DW

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook