La obra costó más de mil millones de pesos

Ciudad de México, 12 de agosto (SinEmbargo).– La Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) ratificó la responsabilidad resarcitoria que tienen dos responsables de la construcción del monumento Estela de Luz.

De acuerdo con el diario Reforma, el TFJA confirmó hoy las sanciones por la simulación de compra de acero para la construcción.

Este monumento fue ordenado por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y su construcción fue muy cuestionada. En la Cuenta Pública 2011, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural. También encontró erogaciones presumiblemente ilegales por 150.3 millones de pesos, “como resultado de la incorrecta integración de precios y de diferencias en conceptos de obra”.

La obra costó más de mil millones de pesos. En su momento fue llamada también “Monumento a las Víctimas de la Guerra de Calderón”.

Las sanciones ratificadas por el tribunal señalan como responsables de irregularidades en la construcción a Andrés León Reguera, residente de obra, y a Juan Alberto Bravo Hernández, asesor técnico administrativo, quienes trabajaban para la paraestatal III Servicios, encargada de contratar a empresas privadas que realizaron la construcción, según detalló el diario.

La ASF determinó en marzo de 2019 que León Reguera debe responder por un daño de 216.3 millones de pesos, mientras que Bravo Hernández debe hacerlo por 230 millones de pesos.

Redacción Sin embargo

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook