Se espera que el rover Perseverance llegue en febrero del próximo año al cráter Jezero, en búsqueda de evidencia de vida en el antiguo lago. Mira los Tweets destacados del lanzamiento.

El lanzamiento, realizado por la Nasa en Florida, Estados Unidos, fue un éxito. La idea es que el rover llegue a la superficie marciana en 2021 y busque signos de vida.

Momento en el que despega la nave que llevará la sonda hacia Marte.
Momento en el que despega la nave que llevará la sonda hacia Marte. / Agencia EFE

Este jueves 30 de julio, a las 6:50 a.m. (hora colombiana), despegó desde Cabo Cañaveral, Florida (Estados Unidos), la sonda Perseverance, que busca llegar al planeta rojo el 18 de febrero de 2021.

Tras tener unas condiciones meteorológicas, la Nasa llevó a cabo la maniobra tal y como estaba planeada desde la plataforma de lanzamiento 41 del Centro Espacial Kennedy. La “Misión Marte 2020″, como ha sido llamada, buscará responder una de las preguntas que la ciencia aún no ha podido responder: ¿Hubo alguna vez vida en Marte?https://www.youtube.com/embed/hn-M6ozmAW8?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=https%3A%2F%2Fwww.elespectador.com

Para hacerlo tiene abordo sofisticados instrumentos. Entre ellos, como se lee en la página web de la Nasa, “un conjunto de sensores de los Instrumentos de Entrada, Descenso y Aterrizaje del Laboratorio Científico de Marte 2 (MEDLI2 por sus siglas en inglés)”.

También tiene 19 cámaras, dos micrófonos, un brazo robótico de dos metros, un generador de plutonio cargará sus baterías y un helicóptero de 1,8 kilos llamado Ingenuity, con el que intenta probar la posibilidad de hacer vuelos sobre la superficie marciana.Otro artefacto clave es el “Experimento de Utilización in situ del Oxígeno de Marte (MOXIE por sus siglas en inglés)”, que, como se lee en la página de la NASA, “tiene como objetivo producir oxígeno a partir del dióxido de carbono captado de la atmósfera marciana, demostrando una manera en que futuros exploradores podrán producir oxígeno para la propulsión de cohetes y para respirar”.

Para facilitar la búsqueda de vida microbiana los científicos de la agencia espacial estadounidense se han cerciorado para que la nave aterrice en el cráter Jezero, que tiene unos 45 kilómetros de ancho y se encuentra en el borde de una cuenca gigante: la llanura Isidis Planitia. Fue formada hace mucho tiempo cuando una roca espacial impactó la superficie del planeta rojo.

Es posible, dice la NASA, que hace 3 mil o 4 mil millones de años, allí haya fluido un río hacia un cuerpo de agua tan grande como el lago Tahoe en California.

En esta foto se puede observar:

La misión Mars 2020 despegó en este periodo del año, pues una época en la que la Tierra y Marte tienen la alineación adecuada para realizar el viaje. Y aunque aún faltan varios meses para que puede llegar a la superficie del planeta rojo, la maniobra que tendrá que llevar a cabo será una de las más complejas. En esta imagen se puede observar cuál es el plan de la Nasa:

Redacción El Espectador

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook