Personal médico del Hospital General Regional 220 del IMSS tuvo que ser resguardo dentro del nosocomio debido a los disturbios que causó una familia que reclamaba el cuerpo de un paciente que falleció este miércoles.

De acuerdo con los afectados, los deudos querían retirar el cadáver del paciente sin haber concluido el trámite del certificado de defunción, por lo que el ambiente se tensó y bloquearon el acceso vehicular del hospital.

Ante ello, se activó un protocolo de resguardo del personal para evitar agresiones por parte de los inconformes, quienes se negaban a esperar.
Para evitar que el disturbio creciera, personal de la Guardia Nacional resguardó los accesos del hospital, esto mientras se dialogaba con la familia.

Testigos de los hechos refirieron que fue el personal de la funeraria contratada por los deudos quienes les dijeron que podían retirar el cadáver del nosocomio solo con el historial clínico, sin embargo, el personal a cargo del caso se negó a dejar inconcluso el trámite.

Durante varias horas la tensión escaló a grado tal que se solicitó refuerzo a las fuerzas policiacas estatales y municipales para evitar que el disturbio se saliera de control.

Alrededor de la medianoche el cuerpo fue entregado sin mayor problema a los familiares por lo que las fuerzas policiacas se retiraron del lugar.

Durante la pandemia de Covid-19 escenas como ésta se repiten constantemente en los hospitales pues la incredulidad ante la peligrosidad del virus SARS-CoV-2 aún permea en la población.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook