TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- A cuatro días de la detención y encarcelamiento del médico urgenciólogo Gerardo Vicente Grajales Yuca,compañeros, amigos y familiares del galeno se movilizaron en la capital del estado y en Acala para demandar su liberación.

Este miércoles el mercado público de Acala –pueblo natal del detenido– amaneció con cartulinas en todos los locales y negocios de los alrededores; los comerciantes se solidarizaron con la familia Grajales Yuca. 

En ese mercado la madre del galeno –detenido el sábado 25 y preso en el penal El Canelo, en Chiapa de Corzo– tiene un pequeño negocio. Todos conocen a la mujer, por lo que en cada uno de sus locales los propietarios pegaron cartulinas con mensajes de apoyo. 

La mayoría de las casas del centro de Acala también colocaron mensajes con exigencias de libertad para el médico, entre ellos: “Gerardo no estás sólo, Acala está contigo”. 

“Exigimos justicia y libertad”, se leía en otras lonas con la imagen del galeno, acusado de “abuso de autoridad”, por parte de la hija de un exdiputado local que militó tanto en el PRI como en el PAN y el PVEM, y al final fue líder de un partido político local, vinculado al secretario general de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos. Aquel murió víctima de covid-19 el pasado 7 de julio.

Además de esta demostración de solidaridad y apoyo, por la tarde cientos de pobladores realizaron una marcha para exigir a la Fiscalía General del estado y al juez que lleva el caso, dejar en libertad al médico. 

De igual forma, en la capital del estado, por segundo día consecutivo, se movilizaron miembros de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA) para demandar la liberación de Grajales Yuca. 

Protesta en Chiapas por médico detenido.
Protesta en Chiapas por médico detenido. Foto: Especial

Las diputadas locales, integrantes de la Comisión de Salubridad y Asistencia del Congreso local, María Elena Villatoro Culebro, Silvia Torreblanca Alfaro y Carolina Elizabeth Sohlé Gómez, entre otras, firmaron un pronunciamiento político con la misma exigencia. 

Y personal médico de Comitán colgó mantas afuera del nosocomio del Instituto de Seguridad al Servicio de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH) en esa ciudad. 

La mañana de este jueves un juez decidirá si vincula a proceso o deja en libertad al médico señalado por “abuso de autoridad”, hecho que ha agraviado a la comunidad médica en Chiapas. 

A Gerardo Vicente Grajales Yuca se le señala de hacer cobros indebidos a familiares de pacientes con covid-19 que no eran derechohabientes del ISSTECH y de exigirles la compra de medicamentos y otros equipos que no tienen en el nosocomio.

Redacción Proceso

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook