Las autoridades esperaban 130,763 defunciones en estas entidades, entre la semana 12 y 26 de este año, pero por el contrario se tuvieron 202,077 decesos, es decir, 71,315 más.

López Ridaura refirió que el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiologica (Sisver) registró en este tiempo, 22,367 casos de COVID-19. Señaló además que 8,829 muertes por coronavirus están en proceso de dictaminación o dictaminadas.

No obstante, precisó que el exceso de mortalidad no quiere decir que todo sea directamente asociado al COVID ya que hay muertes que se pueden dar por varias causas. En ese sentido, mencionó que debido a la contingencia existen factores como que las personas no se acerquen a los servicios de salud, o que estos estén menos accesibles.

Lee además:

El funcionario explicó que la información de los decesos en estas semanas fue proporcionada por el Registro Nacional de Población (RENAPO), que alimenta sus registros con los datos de los estados, y fue comparada con la cifra que se esperaba para este periodo, la cual se obtuvo de la tendencia de defunciones registrada en años previos.

López Ridaura explicó que se eligieron las 20 entidades que mostraron una “consistencia y una calidad” en su datos. Estas entidades fueron: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, la CDMX, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Veracruz y Zacatecas.

Redacción Expanción

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook