Advierte que si las personas en general no utilizan el cubrebocas, podría aumentar el número de contagios y rebrotes.

El semáforo naranja en la entidad mexiquense por la pandemia del COVID-19, no significa que las personas pueden salir de sus casas y olvidar las medidas de prevención como el uso obligatorio de cubrebocas o mascarillas, sino al contrario, deben reforzarlas para evitar la enfermedad y salvar su vida, como lo señala la Recomendación General 2/2020 sobre el Uso de cubrebocas para garantizar el Derecho a la Protección de la Salud frente al COVID-19.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) advirtió que si se relaja el distanciamiento social y las personas de todas las edades, enfermas y no enfermas, dejan de usar los cubrebocas, los contagios de COVID-19 aumentarán de manera exponencial, pues de acuerdo con la proyección del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME por sus siglas en inglés), de la Universidad de Washington, para el mes de octubre sumarán más de 88 mil personas muertas en el país, pero si dejan de acatar las medidas preventivas podrían llegar a más de 152 mil.

“…lo que sugiere que más de 63, 270 vidas están en juego. Ante dicho pronóstico, el IHME establece que, si además del distanciamiento social se implanta el uso de cubrebocas a 95% de la población a través de mandatos obligatorios, el número de muertes se puede reducir a 79,652 muertes”, por ello, la Codhem convoca a la población en general a utilizar el cubrebocas, como elemento de protección de la salud y la vida.Al respecto, la Codhem reitera el llamado a la población en general a continuar el confinamiento, y cuando salgan de casa, sea por una situación extraordinaria, pero siempre respetando la sana distancia, acatar el uso obligatorio de cubrebocas o mascarillas, evitar lugares concurridos y utilizar gel antibacterial o lavarse las manos al regresar, con la única finalidad de mantener la salud personal, de familiares y de la comunidad.

La Recomendación General 2/2020 señala en sus considerandos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró instrucciones para el uso correcto de cubrebocas y mascarillas, un aspecto fundamental para evitar los contagios o rebrote de la enfermedad.Destaca lavarse las manos  antes de ponerse el cubrebocas; colocárselo de manera correcta para cubrir la nariz y la boca, para que quede bien ajustada en los puntos de contacto con la cara; no tocarlo mientras se lleva puesto; para quitárselo, no tocar la parte frontal sino desatarlo por la nuca; al tocarlo accidentalmente o quitárselo, lavarse las manos con agua y jabón o gel antibacterial, si presentan suciedad visible; cambiarlo cuando esté húmedo; no reutilizar los cubrebocas desechables; y desecharlo de inmediato después de un solo uso.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook