Zinacantepec, México a 20 de julio del 2020.- Con el objetivo de ayudar a las empresas restauranteras del municipio de Zinacantepec, este ayuntamiento, a través de la dirección de Desarrollo Económico del municipio, realizó durante este lunes, un recorrido por algunos de los establecimientos de comida de la zona.


Este recorrido, se realizó para dar a conocer que los restaurantes del lugar están llevando las medidas sanitarias adecuadas, así como establecer el apoyo del ayuntamiento a este sector a través del programa Regreso Seguro.

Con la transición del semáforo epidemiológico de color rojo a naranja en el Estado de México, los restaurantes y comercios dedicados a la venta de pescados y mariscos en el municipio de Zinacantepec abrirán de forma paulatina para garantizar la seguridad a los comensales, quienes han hecho de la demarcación y de San Luis Mextepec uno de los destinos más demandados para el consumo de dichos alimentos.

Fue el director de desarrollo económico, Gerardo Paredes Gorostieta quien certifico que restaurantes como el Barco de Alvarado y Piel Canela, estén llevando las medidas y explico que estas se basan en la limpieza y sanitización del lugar.

Aseguro que son alrededor de 80 establecimientos restauranteros a quienes hasta el momento ya han certificado que llevan adecuadamente las medidas de sanidad y prevención de propagación de este virus.
“Nadie puede entrar sin cubrebocas, como puedes ver, también en la entrada se les mide la temperatura, se les ofrece gel antibacterial y además se debe de mantener la sana distancia y los restaurantes deben de tener un limite de cupo que no sobrepase el 30 por ciento de su capacidad”, comentó Paredes Gorostieta.

Cabe destacar que en Zinacantepec hay un registro hasta el lunes de 91 personas fallecidas por COVID-19 de las cuales la mitad de ellas se han registrado en las ultimas dos semanas.
Además, informó que los restauranteros fueron previamente capacitados para conocer los lineamientos y aplicar los protocolos y medidas de prevención, tales como el uso de tapetes sanitizantes, gel antibacterial, uso de caretas y cubrebocas, toma de temperatura a los comensales, separación de metro y medio entre cada mesa, un aforo del 30%, menús en código QR o pizarras, entre otros.

“Queremos recuperarnos económicamente, este sector les da empleo a muchas personas, estamos entregando unos tabloides con los protocolos para que los comensales conozcan las medidas de sanidad”

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook