Es necesario realizar ejercicio de forma regular, dormir adecuadamente y reducir el estrés

En esta emergencia sanitaria es de suma importancia tener una alimentación saludable, a fin de fortalecer el sistema inmunológico. Una dieta sana proporciona los nutrientes esenciales para fortalecerlo y combatir patógenos, como virus y bacterias, que causan diversas infecciones; así lo explicó la licenciada Montserrat Vallejo Vilchis, jefa de Nutrición y Dietética del Hospital General Regional (HGR) No. 251, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Poniente.

“Alimentos ricos en vitamina A, C, D y E, antioxidantes y otros nutrientes otorgan una protección adicional en caso de adquirir alguna infección respiratoria”, dijo la especialista.

Destacó que la combinación de colores en los alimentos contribuye a mantener un sistema inmunológico fuerte, por lo que se recomienda consumir la mayor variedad posible. La zanahoria, la calabaza, el melón y el mango son ricos en betacaroteno, que ofrece protección a los pulmones.

También se deben agregar alimentos ricos en vitamina D como los hongos y pescados grasos como el salmón, huevo y leche. Sugirió enriquecer la dieta diaria con vitamina C que se encuentra en frutas y verduras cítricas como guayaba, tomate, melón, brócoli, tomate y pimiento morrón.

Otro nutrimento importante es el zinc, presente en germen de trigo, frijoles, soya, carnes y mariscos. Asimismo, los probióticos son bacterias buenas que se encuentran en el yogurt y el jocoque, y los prebióticos en vegetales, frutas, nueces, semillas y granos enteros.

“Se deben incluir suficientes cítricos en nuestra dieta de forma diaria para que nuestra vía respiratoria y, especialmente, nuestros pulmones estén mejor protegidos; asimismo, deben limitarse los alimentos azucarados y el alcohol, ya que pueden alterar las bacterias intestinales, así como realizar alguna actividad física regular”.

La especialista en nutrición reiteró el cuidado en la alimentación e incluir suficientes frutas y verduras, cantidades adecuadas de proteína y grasas, además de mantener una hidratación suficiente.

“El consumo de estos alimentos, activarse físicamente, dormir de forma adecuada y reducir el estrés no implican la inmunidad para adquirir algún tipo de enfermedad, sin embargo, contribuyen de manera importante a proteger nuestro cuerpo”, concluyó Vallejo Vilchis.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook