El primer fin de semana de actividad, sólo abrieron 35 por ciento de negocios; el resto debe cumplir con medidas de la nueva normalidad.

Con la permanente supervisión del Gobierno Municipal, la zona comercial, zapatera y gastronómica del municipio retomó actividades de manera paulatina, bajo la estricta observancia de un protocolo sanitario específico para cada giro económico.

Así lo informó, el presidente municipal, Julio César Serrano González, quien detalló que este fin de semana apenas un 35 por ciento de negocios suscribieron la carta responsiva en la que se comprometen a observar todas las medidas de protección para empleados y clientela.

Es por ello, que una importante cantidad de establecimientos permanecerán cerrados, hasta que cumplan con las medidas preventivas.

En cuanto a la movilidad, se trazó un mapa comercial que define nuevos horarios y zonas de carga y descarga de mercancía, habilita como zonas peatonales las áreas de vendimia y dispone de vías alternas para agilizar la circulación.

Julio César Serrano añadió que existen cuatro filtros sanitarios en torno a la zona de venta, en los cuales se mide la temperatura, se coloca gel y se supervisa el uso correcto de cubreboca para permitir el acceso.

Cabe destacar que los comercios cumplidos portan un distintivo para que el visitante acceda con la certeza de que se respetan las medidas preventivas ante el Covid19.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook