En un principio, las autoridades del hospital negaron saber del caso

La policía de Sudáfrica investiga la presunta violación de una niña de 2 añosen el área COVID-19 del Hospital Académico Dr George Mukhari en Pretoria.

El brigadier Mathapelo Peters confirmó a News24 que la policía local ya investiga el caso.

Las autoridades hospitalarias dijeron no haber sido informadas de la situación desde un principio, declaración que la familia de la niña califica como “una flagrante mentira”, según el portal de noticias IOL. Sin embargo, ahora ellos también conducen una investigación al interior del nosocomio.

En un inicio, la niña fue hospitalizada en un área especial por tratarse de un caso sospechoso de COVID-19; a la madre se le dijo que fuera a casa. Posteriormente la mujer fue contactada para decirle que su hija estaba llorando y presentaba señales de dolor.

“Después llamaron cerca de las 11 p.m. y dijeron que la niña estaba durmiendo. El staff del hospital llamó de nuevo en la mañana y le dijo a mi hermana que viniera a recoger a la niña porque había sido dada de alta. En el hospital dijeron que le habían hecho pruebas a la niña y que había dado negativo a COVID-19”, explicó la tía de la menor.

Además, según la tía de la menor, su sobrina actuaba de manera extraña y no quería jugar. Y mientras la madre le cambiaba el pañal, descubrió un fluido blanco en sus partes privadas.

“A ella le costaba trabajo caminar. Lloraba. Yo noté que había algo mal con la niña. Mientras la madre le cambiaba el pañal, descubrió un fluido blanco en sus partes privadas. Ella en un principio pensó que era un medicamento que le habían dado a la niña en el hospital. Incluso el día siguiente el mismo fluido seguía saliendo”, declaró la tía de la niña de dos años.

Por su parte, Kwara Kekana, vocero del Ministerio de Salud, confirmó que se dará con los responsables del crimen.

“La paciente está al cuidado de la familia. Esperamos que las investigaciones en curso de la policía y el hospital permitan esclarecer el asunto. Podemos asegurar a la comunidad que el hospital tomará todas las medidas necesarias”.

Pese a lo anterior, la familia dice no haber recibido una respuesta satisfactoria al respecto. En concreto, el padre de la niña dice que no descansará hasta que se le haga justicia a su hija.

Protestas en contra del hospital

El 10 de julio se organizó una protesta afuera del hospital; los manifestantes exigen el esclarecimiento del presunto caso de violación de la niña de dos años.

“Apelo a la nación, le suplico a los sudafricanos, por favor, ayúdenme (para que) se le haga justicia a mi hija. Por favor, ayúdenme porque mi hija ha sido dañada por alguien del hospital. Incluso ahora, no es ella misma”, declaró el padre.

En la protesta participaron integrantes de #NotInMyName, movimiento a favor de los derechos civiles de las minorías en Sudáfrica.

Al momento de la redacción de esta nota, todavía no se reportan avances del caso.

Con información de IOL y News24/ Noticieros Televisa

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook