Vestigios de ese palacio prehispánico y de los restos de una casa construida por órdenes de Hernán Cortés, fue descubierta bajo los pisos del Nacional Monte de Piedad

  • El Programa de Arqueología Urbana registró pisos de lajas de basalto, correspondientes a un espacio abierto de las Casas Viejas de Axayácatl, tlatoani de Tenochtitlan, entre 1469 y 1481
  • En el salvamento arqueológico del INAH también se detectaron vestigios de la morada del conquistador, posterior sede del primer Cabildo de la Nueva España y del Marquesado del Valle de Oaxaca

El Instituto Nacional de Antropología e Historia reveló que los trabajos en el Programa de Arqueología Urbana (PAU) han ubicado los pisos de lajas de basalto, correspondientes a un espacio abierto de las Casas Viejas de Axayácatl, tlatoani de Tenochtitlan, entre 1469 y 1481, bajo los pisos del Monte de Piedad ubicado en el Centro Histórico.

Además, en el salvamento arqueológico detectaron vestigios de la morada de Hernán Cortés, la cual posteriormente sería sede del primer Cabildo de la Nueva España y del Marquesado del Valle de Oaxaca.

Se trata del descubrimiento más reciente realizado por especialistas del INAH con vestigios de ese palacio prehispánico y de los restos de una casa construida bajo las órdenes de Cortés, mediante la reutilización de los materiales del edificio tenochca, reviven los hechos históricos cinco siglos más tarde.

Según los investigadores, guiados por las fuentes históricas, para los arqueólogos no es ningún misterio que, bajo los pisos del Nacional Monte de Piedad, uno de los edificios más emblemáticos del primer cuadro de Ciudad de México, ubicado a un costado de la Catedral Metropolitana, se encuentran los cimientos del Palacio de Axayácatl, el cual fue morada de la comitiva de Cortés a su llegada al corazón de Tenochtitlan.

El INAH reportó que en las últimas dos décadas y aprovechando obras de rehabilitación en la casa matriz de esa institución, diversos expertos del INAH han hallado retazos de la antigua residencia del padre de Moctezuma II, cuyos descubrimientos más recientes se registraron durante las intervenciones arqueológicas encabezadas por Raúl Barrera Rodríguez y José María García Guerrero, responsable y colaborador, del Programa de Arqueología Urbana (PAU), respectivamente.

Tras una inspección con motivo de trabajos emprendidos en la mitad norte del inmueble histórico, el personal del PAU efectuó un salvamento arqueológico entre los primeros días de septiembre de 2017 y mediados de agosto de 2018, concentrándose en el patio principal y un cuarto adyacente. Cabe mencionar que el proyecto continúa en la fase de investigación.

Las excavaciones dieron como resultado el hallazgo de pisos de lajas de basalto, los cuales debieron integrar parte de un espacio abierto del Palacio de Axayácatl, gobernante que dirigió los destinos de Tenochtitlan entre 1469 y 1481.

Posteriormente, del periodo virreinal temprano (1521-1620 d.C.), se registraron los restos de una casa ordenada por Cortés, espacio que habitó el español por algunos años y que también sería la sede del primer Cabildo de la Nueva España (hacia 1525) y del Marquesado del Valle de Oaxaca, concedido al conquistador cuatro años después.

Redacción Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook