Marco Aurelio González Romero se habría encargado de elaborar el proyecto de sentencia que dio lugar a la libertad del presunto líder del Cártel Guerreros Unidos

Las investigaciones tras la liberación de José Ángel Casarrubias Salgado, alias “El Mochomo”, revelaron un posible intercambio de dinero entre la familia del imputado y personal de Acuerdos del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales.

Fue a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) que se dieron a conocer las llamadas telefónicas intervenidas entre Francelia Salgado Patiño, madre de “El Mochomo” y a su abogado, Arturo Rodríguez García.

En las grabaciones y de acuerdo con la Fiscalía General de la República(FGR), se habrían entregado dinero a cambio de la liberación de Casarrubias, vinculado a la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

“Entonces le comentaba yo a su hijo, esta persona nos comentó que bueno, que ya estaba todo hecho y que si podíamos ir avanzando con el tema económico, inclusive me citó ahorita a las seis de la tarde, por eso le había yo comentado del tema económico. Pero no sé, usted indíqueme”, asegura una voz varonil en la llamada.

Al respecto la FGR ya inició las averiguaciones correspondientes contra Marco Aurelio González Romero, secretario de acuerdos de un juzgado de distrito del Estado de México, de acuerdo con la información de Abel Barajas para Reforma.

Autoridades federales confirmaron al diario de circulación nacional que a cambio de una suma millonaria, el funcionario se habría encargado de elaborar o revisar el proyecto de sentencia que dio lugar a la libertad del presunto líder del Cártel Guerreros Unidos. desde el Juzgado Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca.

El historial profesional del servidor público mexiquense, originario de Toluca, inicia con su título por la Universidad Autónoma del Estado de México.

En la llamada también se revela que “la jefa” será la encargada de revisar dicho proyecto, de aprobarlo y, si acaso “le hará dos, tres correcciones de redacción, ortografía y detallitos”. Esto podría apuntar las averiguaciones hacia la cabeza de la división.

“En la mañana nos comentó la licenciada y a mi, el amigo, que ya estaba listo el trabajo, es decir, ya terminó el proyecto, ya nomás están esperando nuestras pruebas para agregarlas, asentar su proyecto y listo. Lo iba a pasar alrededor de la una de la tarde con la jefa para que lo aprobara, si acaso le hará dos, tres correcciones de redacción, ortografía y detallitos. Pero lo importante ya está”, revela la voz de un hombre en la grabación.

Podría tratarse de la magistrada del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales de Toluca, María del Socorro Castillo Sánchez, quien dejó en libertad a Casarrubias.

Sánchez consideró que la orden de aprehensión que se ejecutó el pasado 24 de junio tenía errores técnicos. Además, señaló que no contaba con elementos y pruebas suficientes para culparlo del delito de delincuencia organizada y desaparición forzada.

María del Socorro Castillo Sánchez ha ocupado cargos como jueza administradora del Centro de Justicia Penal Federal de Veracruz y magistrada Decimoprimera de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México.

Redacción INFOBAE

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook