Dentro de un bote de agua y tapado con un lavabo, así fue encontrado el cuerpo de Maicha Pamela González Matilde en el baño de su casa el pasado 9 de mayo en la comunidad de San Diego Alcalá del municipio de Temoaya.

«Yo cuando llego adentro, me meto por la tienda, pase por su recámara de Pame, ya pasé mi recámara mía y estaba ahí en el baño, vi a la niña, metida, no alcance a ver su cuerpo, solo le vi un piecito que se alzaba de hecho su tenis rojo estaba en el bote»

explicó en entrevista Eleocadia Matilde Bermúdez, quien es madre de Pamela.

La mamá de Pame detalló que su hija de apenas de 16 años de edad, ya no iba a clases presenciales del tercer año de secundaria por la contingencia sanitaria, por lo que la menor de edad quería trabajar en una zapatería pero al final se decidió colocar un puesto de dulces en el local de su domicilio; Eleocadia se iba a trabajar y Pamela se quedaba sola en su casa atendiendo el puesto.

Sin embargo, Eleocadia expuso que su hija nunca le dijo si alguna persona la molestaba y que las últimas palabras de Pame fueron que regresara pronto a su casa.

«Porque tenía que comprar unas cosas para su venta de hot dog que ella ya no tenía pan ni salchichas ni cosas así. Yo como madre digo, si no me he peleado con nadie, sí ese tipo amenazó, hubiera ido directamente con esa persona, pero no, o sea nada, parecía que estaba todo bien. O sea Palema me hubiera dicho si alguien la amenazaba porque la niña siempre me decía porque yo le preguntaba cuando llegaba ¿cómo te fue hoy?, no pues fijate hice esto, hice aquello, vendí tanto»

platicó la señora Eleocadia.

A casi dos meses del asesinato de Pame, aún no hay algún responsable por lo que Eleocadia dice que será la voz de su hija y no descansará hasta encontrar justicia, pero también pidió ayuda.

Bernardo Jasso/CumbreInformativa

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook