Alerta tus sentidos en casa

Tras la acción se confirmó que se aplicará un cerco epidemiológico para confirmar si hay casos de contagio.

Las redes sociales se han convertido en la herramienta perfecta para dar a conocer hechos que parecen imposibles de creer, como el que sucedió recientemente en Colombia, donde familiares y amigos decidieron abrir el ataúd donde se encontraba un fallecido por COVID-19.

“El que tenga miedo que se vaya”, esas fueron las palabras que pronunció un hombre entre la multitud momentos antes de que las personas presentes abrieran el féretro en el municipio de Malambo, de Barranquilla.

En la grabación se puede ver cómo un par de hombres abren la caja y posteriormente buscan el cierre de la bolsa de seguridad para hacer lo mismo, algo que finalmente consiguen.

Segundos después de ver el rostro de la persona fallecida, las personas presentes cerraron la bolsa y el ataúd, para luego frotarse una sustancia en las manos, lo cual puede ser alcohol o gel antibacterial.

Por supuesto, si bien es entendible que los familiares y amigos quieran ver por última vez a la persona, este acto ha provocado varias críticas, pues el motivo de que el cuerpo sea entregado en las bolsas de seguridad es evitar contagios por COVID-19.

Tras lo ocurrido, la secretaria de seguridad del municipio colombiano, Dariluz Castaño, confirmó que el hombre fallecido murió a causa del coronavirus, por lo que se aplicará un cerco epidemiológico en la zona donde se abrió el ataúd, ésto para identificar si existen personas contagidas.

El protocolo que se ha seguido alrededor del mundo después de que una persona muere por COVID-19 es estricto. Después del fallecimiento, los familiares son notificados y se les entrega el cuerpo en una bolsa de seguridad, misma que no debe ser abierta. Sin embargo, en este caso, las medidas sanitarias no fueron respetadas y el riesgo de contagio ahora es latente.

Con información de Telemundo 33

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook