Toluca, México a 23 de junio de 2020.- Esta mañana un grupo de al menos 30 docentes se manifestaron frente a Palacio de Gobierno, en el municipio de Toluca, para denunciar falta de pagos a más de 700 maestros desde el mes de octubre de 2019, los cuales, según los quejosos pertenecientes a Antorcha Campesina, no pueden subsistir en la contingencia e incluso se ven limitados para poder dar clases en línea al no poder pagar servicios de internet.

El contingente de profesores se paró en las inmediaciones del inmueble, mientras elementos de seguridad resguardaron los accesos para evitar algún tipo de disturbios; sin embargo, esto no frenó a los quejosos para levantar la voz en nombre de 702 maestros que, dicen, no haber recibido pagos de quincenas atrasadas desde octubre. “A partir del mes de octubre el Gobierno del Estado de México no le ha dado el pago a 702 maestros”, indicó Jesús Torres Bautista, director de la preparatoria Francisco Luna, en Chimalhuacán.

El director detalló que en Chimalhuacán son al menos 300 docentes que no perciben un pago desde la fecha antes mencionada a pesar de dar clases a más de 20 mil alumnos. Agregó que ante la falta de escuelas, los docentes y padres de familia se organizaron para crear centros de estudios, los cuales no quiere reconocer el gobierno. “Juntamos a la población que tiene la necesidad de estudiar y después vamos a exigir las claves de centros de trabajos que los mismos alumnos los justifican, pero tenemos un problema con los grupos por que se componen por 70 u 80 alumnos que lo hemos dicho, se convierte en algo antipedagógico y se vuelve inhumano para docentes y alumnos”, manifestó.

Por su parte Alfredo Juárez, dicente en la secundaria Independencia, también en Chimalhuacán, refirió que actualmente se les ha dado la indicación de dar clases virtuales; sin embargo, por la falta de pagos es imposible poder pagar un servicio de internet y tampoco hacer recargas en sus teléfonos celulares para poder brindar clases de esta manera. “Yo no tengo para solventar esa necesidad de recargar un celular, menos para atender a los muchachos. Sin el pago es difícil porque nosotros no podemos quedarnos en casa, también debemos buscar otros ingresos”, apuntó.

Los inconformes sólo acudieron para alzar la voz y esperar a ser escuchados por las autoridades, ya que aseguraron haber entregado un pliego petitorio desde antes de la pandemia, pero que hasta el momento no han tenido respuesta.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook