En la construcción de la Fase 1 del Tren Maya serán derribados miles de árboles de la selva maya, entre los cuáles se encuentran cinco especies en alguna categoría de riesgo, según consta en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto presentada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), la dependencia encargada de la obra, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En la página 110 de la Manifestación de Impacto Ambiental se desglosa el tipo y número de especie que “prevén que serán removidos en el trazo del proyecto ferroviario, una vez que inicien las actividades correspondientes”.

En el documento detallan el tipo de especie y el número a derribar en cuatro tablas. La primera “especies a remover del estrato arbóreo” suma 6 mil 637 unidades; la segunda tabla, sobre “estrato arbustivo” son 2 mil 691 individuos; la tercera, sobre “individuos en el estrato herbáceo”, son 1,700; y la cuarta enumera las 66 unidades de “especies del estrato epifito que serán afectadas”. En total suman 11 mil 94 unidades derribadas.

El número total de especies que serían derribadas fue publicada este sábado por el periódico Milenio. En respuesta, en la cuenta de Twitter del Tren Maya, se publicó que era “falso que se vayan a talar 11 mil árboles. La MIA contempla 6 mil 637 individuos arbóreos afectados en el tramo Palenque-Izamal. Habrá programas de reforestación y acciones de mitigaciones. No compartas fake news, revisa la MIA por ti mismo y compruébalo”.

Al revisar la MIA, efectivamente suman 11 mil especies que serían derribados para construir la primera fase del Tren Maya, e incluso se reconoce que los pobladores de la zona se verían impactados. Las trece comunidades rurales que pasan por el Proyecto TM-F1, “mencionaron la utilización y aprovechamiento de especies de flora silvestre, que obtienen principalmente mediante la recolección. Uno de los principales usos para estas especies es como leña, alimento, medicina”.

“Esta situación permite apreciar el alto grado de uso de las especies silvestres por parte de los pobladores rurales del SAR, basado en una evolución y desarrollo del conocimiento local para aprovechar dichos recursos, pero permite observar de igual manera el alto grado de dependencia hacia los recursos naturales y la fuerte presión a la que éstos son sometidos”.

El Fonatur también expone que “la superficie total que se afectará por el DDV de la F1-TM es de 2,525.07 ha. En éstas áreas actualmente predominan zonas de pastizal, cultivo, asentamiento humano, vías generales de comunicación y vegetación de importancia forestal en diferentes etapas sucesionales; de éste último se estima que la superficie de afectación será de 606.04 ha, que representa el 24% del total”.

Del total de superficie que se requiere para desarrollar el proyecto, 64% se hará sobre vías de comunicación ya existentes que consisten en infraestructura vial, líneas eléctricas de alta tensión y vías férreas que abarcan mil 619 hectáreas.

Otro 24% corresponde a la superficie con uso de suelo forestal que debe ser desmontada y que incluye vegetación secundaria arbórea y herbácea de selva perennifolia, selva baja espinosa subperennifolia, selva mediana caducifolia y subcaducifolia; y 12% más es uso de suelo agrícola y pecuaria.

El Tren Maya es una de las obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador. El tramo 1 estará en Palenque-Escárcega; el tramo 2 en Escárcega-Calkiní; y el tramo 3, en Calkiní-Izamal.

Consiste en la construcción y operación de una obra de infraestructura ferroviaria con una longitud aproximada de 631.25 Km, la cual cruzará por los municipios de Palenque y La Libertad en el estado de Chiapas; Emiliano Zapata, Tenosique y Balancán en el estado de Tabasco; Candelaria, Escárcega, Champotón, Campeche, Tenabo, Hecelchakán, y Calkiní en el estado de Campeche; y Halachó, Maxcanú, Kopomá, Chocholá, Umán, Mérida, Kanasín, Tixpéhual, Tixkokob, Cacalchén, Bokobá e Izamal en el estado de Yucatán.

El Proyecto “Tren Maya Fase 1” contará con: 13 estaciones ferroviarias, 146 pasos vehiculares, 24 viaductos, 3 bases de mantenimiento, 1 taller de mantenimiento, pasos de fauna, obras de drenaje y 2 estaciones de carga.

“El Proyecto “Tren Maya Fase 1” es congruente con las políticas nacionales y regionales en materia de desarrollo social y económico y se desarrollará en apego a las disposiciones en materia de ordenamiento urbano y ecológico que existen en los tres niveles de Gobierno”, según la página oficial del proyecto. https://www.trenmaya.gob.mx/estudios-ambientales/

Redacción Animal Político

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook