El hallazgo se realizó alrededor de las 17 horas de este viernes en un predio baldío aledaño a la autopista México-Pirámides, en el perímetro de la colonia Venta de Carpio.

El cuerpo del pequeño estaba envuelto en una cobija y una bolsa de plástico entre la maleza del sitio.

Todo apunta a que el menor fue asesinado por sus propios familiares, quienes arrojaron el cuerpo en este solitario lugar.

Hasta el momento no se conoce la identidad de la pequeña víctima, por lo que personal de la Fiscalía de Justicia del Estado de México ya realiza las investigaciones necesarias para conocer la identidad del menor y dar con los presuntos responsables del atroz crimen.

Redacción @fondo

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook