El sistema tocó tierra este miércoles a 20 kilómetros de Ciudad del Carmen, y castiga a gran parte del sureste de México

Inclemente e implacable. Cristobal se formó este martes en las aguas de la Bahía de Campeche, y desde ese momento, ha castigado duramente a los estados del sureste de México, dejando imágenes desoladoras.

Una de las primeras localidades en sufrir los estragos de la tormenta tropical fue la comunidad de Ukum, en la ciudad de Hopelchén, Campeche. Allí, las calles quedaron sumergidas, y las inundaciones provocaron numerosas pérdidas materiales.

“Vean dónde está llegando el agua en estos momentos”, dijo un vecino de Ukum en un video compartido en redes sociales. “Nos encontramos en una de las colonias de aquí de nuestra comunidad, donde las casas se quedaron totalmente bajo el agua”.

Vestidos con chubasqueros amarillos, los residentes salieron de sus domicilios y trataron de salvar algunos muebles. Después, fueron al encuentro de la alcaldesa de Hopelchén, Sandy Areli Baas, que recorrió la zona y repartió despensas a las familias damnificadas.

Los diluvios e inundaciones en Ukum, sin embargo, solo fueron los primeros latigazos que asestó la tormenta. Los tentáculos de Cristobal se extendieron tierra adentro, y la fuerza de sus vientos también se hizo sentir desde el martes por la tarde en Ciudad del Carmen.

Varios videos grabados durante la tarde de ayer, muestran un mar embravecido en esa ciudad petrolera de Campeche, donde las olas se elevaron hasta los cinco metros, y el nivel del mar subió, acosando a las casas más cercanas a la costa.

Tal y como pronosticaron los meteorólogos, Cristobal tocó tierra este miércoles en el estado de Campeche, concretamente en la localidad de Astata a las 08:35 de la mañana, a unos 20 kilómetros de Ciudad del Carmen y a 75 kilómetros al este de Frontera, en Tabasco.

Tras el impacto, la Secretaría de Protección Civil de Campeche lanzó un comunicado en Twitter para advertir de la llegada inminente del centro de Cristobal a las comunidades de Carmen, Palizada, Escárcega y Candelaria, con alerta naranja por riesgo de acercamiento para Calkiní, Hecelchakán, Tenabo, Campeche, Champotón, Hopelchén y Calakmul.

“PELIGRO MÁXIMO. Sigue las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil de tu municipio ante el Alertamiento ROJO de Acercamiento en Carmen, Palizada, Escárcega, Candelaria», escribió en la red social.

A lo largo de la mañana, Cristobal ha avanzado por tierra y ha ahogado a Ciudad del Carmen, tal y como se observa en distintas fotografías que circulan en redes sociales, donde se ve cómo sus calles y avenidas quedaron cubiertas por agua.

Aunque la tormenta tropical, la tercera de la temporada atlántica, impactó en el estado de Campeche, lo cierto es que el sistema está causando estragos en numerosos puntos del sureste. Y las imágenes que dejó el martes en el municipio de Yaxcabá, en Yucatán, fueron también devastadoras.

Las feroces inundaciones que arrasaron esa localidad, llevaron a la Secretaría de la Defensa Nacional a activar el Plan DN-III-E para desplegar al ejército y rescatar a las familias atrapadas en el agua. Esta operación militar también se desarrolló en Calakmul, Campeche, donde fueron evacuadas 138 personas y se movilizaron patrullas para evitar actos de vandalismo en las propiedades afectadas.

Por su parte, el estado de Tabasco también emprendió acciones para desalojar a comunidades costeras. Y ante el riesgo de aproximación de Cristobal, y las graves condiciones que está acarreando, evacuaron de forma preventiva a habitantes de Centla y Cárdenas.

“Estamos en etapa de evacuaciones en la poblaciones de El Bosque, donde apenas llevamos 20 familias, y continuaremos en La Estrella San Pedro y Nuevo Centla, comunidades vulnerables porque la tormenta afecta esa misma zona”, dijo Pedro García Gordillo, titular de Protección Civil de Centla.

Además, según explicó en entrevista telefónica el gobernador Adán Augusto López, los enfermos y los positivos de COVID serán llevados a hospitales o espacios habilitados o colocados en aislamiento temporal en otras áreas, donde se les dará albergue en hoteles.

“Quienes tengan el virus o quienes hayan resultado positivos a las pruebas se les trasladaría ya fuese a hospitales o a espacios habilitados”, expresó.

Por el lento movimiento de traslación de la tormenta, que avanza a sólo seis kilómetros por hora, se espera que Cristobal permanezca durante al menos 24 horas sobre el sureste de México, afectando a Campeche, Tabasco y Yucatán, pero también a Chiapas, Quintana Roo, Oaxaca y Veracruz.

Durante su trayectoria, indicó el Servicio Meteorológico Nacional, golpeará a esos estados con vientos de hasta 90 kilómetros por hora, lluvias torrenciales que podrían registrar más de 250 litros por metro cuadrado, oleaje de hasta cinco metros, inundaciones y crecidas, y trombas marinas.

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook